Portada » Las Tunas » Mantenimiento a obras hidráulicas en Las Tunas evita inundaciones

Mantenimiento a obras hidráulicas en Las Tunas evita inundaciones

sequiajLas Tunas.- Un favorable estado técnico presentan la mayoría de los 23 embalses administrados por la delegación del Instituto de Recursos Hidráulicos (INRH) en la provincia de Las Tunas, lo cual asegura los fines de evitar inundaciones por desbordamiento de los ríos y acumular agua para enfrentar los períodos de sequía.

Cada año se asigna financiamiento a esa institución para ejecutar mantenimientos, que en 2016 incluye 907 400 pesos destinados a la Dirección Provincial de Acueducto encargada de estaciones de bombeos, lagunas de oxidación y otras obras.

A la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico corresponden un millón 670 mil pesos, y con vistas a la limpieza de zanjas, ríos, arrojos y canales en el saneamiento urbano manual el monto es de 1 millón 536 900, y en el mecanizado de 447 mil 500 pesos.

En la parte rural las acciones corren a cargo de los tenentes de la tierra, ya sean productores o empresas del sector de la Agricultura, para cuyas producciones no siempre se cumplen las disposiciones de reducir la contaminación y crear adecuados sistemas de tratamiento de residuales.

Las cifras demuestran la atención que se concede en el país a hacer perdurable lo edificado mediante labores que eviten su deterioro, por representar una infraestructura vital para servicios a la población, organismos y objetivos económicos.

Respecto a esa concepción giraron valoraciones de la delegada territorial del INRH, Mirta García Rojas, al referirse a un asunto que denota la previsión de conservar, pues resultaría mucho más costoso asumir nuevas construcciones, para las que tampoco se dispone de grandes recursos financieros ni materiales.

Del tema salta a la vista cuánto más se necesita la cooperación popular en cumplir con las regulaciones urbanísticas de no ubicar viviendas ni depositar rellenos o basura donde se pueda obstruir el cauce de las aguas, cuyo impacto directo son inundaciones ya ocurridas y otras que constituyen riesgo potencial ante intensas lluvias.

Incluso en algunas zonas las indolencias conllevan a una estrechez tal de las vías por donde corren las aguas, que cuando se solicita su dragado resulta imposible trabajar con algún equipo, como la retroexcavadora.

Solo la conciencia colectiva puede minimizar esos hechos, cuya consecuencia negativa no solo repercute en los violadores de lo legislado sino en quienes residen a su alrededor, y de producirse eventos extremos resultarían afectados, como ha acontecido en la ciudad capital y otros sitios.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Cooperativa ornitológica de Las Tunas con mejor gestión a pesar de la Covid

Esnilda Romero Mañas

Empresa Eléctrica en Las Tunas llama a sus clientes a saldar sus deudas

Leydiana Leyva Romero

Contribuyen meteorólogos de Las Tunas a la formación de nuevos profesionales

Esnilda Romero Mañas

Escribir Comentario