Las Tunas, Cuba. Domingo 24 de Septiembre de 2017
Home > Las Tunas > La ANIR por la sostenibilidad de los procesos productivos en Las Tunas

La ANIR por la sostenibilidad de los procesos productivos en Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

La ANIR por la sostenibilidad de los procesos productivos en Las TunasLas Tunas.- La creatividad, ingenio y constancia son palabras claves en el empeño de innovar. En los proyectos, encaminados a solucionar los problemas de cada centro laboral está presente el espíritu emprendedor y sentido de pertenencia de los integrantes de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores, Anir.

La labor de los innovadores permite un ahorro considerable de recursos, contribuye a sustituir importaciones y resulta relevante por la contribución en la sostenibilidad de procesos productivos y de prestación de servicios.

En la provincia de Las Tunas,  más de nueve mil asociados a la Anir están integrados a 96 entidades  productivas y de servicios, con una destaca actividad innovadora, afirmó Karenia Dotres Nuñez, la presidenta provincial.

«Sobresalen la Empresa eléctrica, Acinox, Salud, Alimentaria, agropecuario, azucarero y otros sectores priorizados, desde los cuales se han aportado más de siete millones de pesos este año a la economía de la provincia y el país, lo que resulta decisivo en los avances de los diferentes programas, precisó».

Dijo que tales resultados influyeron en que Las Tunas se ubicara entre las cuatro provincias destacadas en el país «en reconocimiento al quehacer de los innovadores inmersos en contribuir con la sustitución de importaciones, el apoyo al desarrollo económico y social del territorio y el país, el ahorro de los portadores energéticos y la producción de alimentos».

Así por ejemplo los innovadores y racionalizadores de la Fábrica de Tableros del municipio de Jesús Menéndez, han ahorrado más de 79 mil pesos por el aporte de soluciones, lo cual contribuyó a que la entidad lograra la más alta producción de los últimos años afirmó Ramón Carmenate Ávila, uno de los aniristas destacados del centro.

El sector azucarero es otro de los beneficiados con el trabajo de los innovadores en el Central Antonio Guiteras, del municipio de Puerto Padre, aseguró Ubalery Corso de la Pera, técnico de maquinaria industrial, quien lleva más de 50 años en el aporte de soluciones a la industria tunera.

«Hemos contribuido a buscar múltiples soluciones a los problemas tecnológicos de la centenaria industria, sobre todo con la recuperación de piezas y equipos en el coloso, ubicado entre los más antiguos de Cuba y que gracias a las innovaciones ha podido mantener, en cada contienda, la corona de mayor productor de azúcar del país», destacó el veterano innovador.

Asimismo, en la Empresa de Cerámica del territorio, se aplicó con buenos resultados una modificación en el sistema de alimentación del horno, lo que contribuyó al ahorro y la sustitución de importaciones, afirmó Rogelio Céspedes Guerra, electricista A y el autor de la inventiva.

«La solución, que rebasa los 55 mil pesos, está en práctica hace dos años y posibilitó sustituir el combustible diesel por aceite usado, con lo cual se le dio mayor uso a ese portador energético que no se estaba aprovechando, puntualizó.»

«Destacó que entre los beneficios están la estabilización de la producción, cumplir los planes, elevar la productividad del trabajo, disminuir los gastos y contribuir al saneamiento del medio ambiente como base para incrementar la eficiencia económica de la entidad».

Un sector básico y en el que también se aplican innovaciones es el de la eléctrica; entre las principales se incluye la recuperación de un transformador como solución a una avería en la subestación eléctrica de Amancio de 110 kv, dijo Julio García Mena, autor y asociado de la ANIR desde el año 1993.

«Ello permitió el alargamiento de la vida útil del transformador, la sustitución de importaciones y que el país evitara erogar más de 544 mil 800 dólares por la adquisición de otro en el mercado internacional; además influyó en la disminución del tiempo de la avería y se logró un ahorro de más de 174 mil pesos por concepto de pérdidas técnicas».

La ANIR es una organización de vanguardia de la Ciencia y la Técnica de los trabajadores cubanos.

La ANIR es una organización de vanguardia de la Ciencia y la Técnica de los trabajadores cubanos.

Las máquinas de hemodiálisis o riñón artificial, que han sido dadas de baja técnica debido al deterioro en sus partes mecánicas, hidráulicas y electrónicas, también son posibles recuperar en el Centro provincial de Electromedicina, de Las Tunas.

Este trabajo a cargo de los innovadores tiene un costo de inversión de  cinco mil dólares; muy inferior al de un nuevo equipo, lo que representa  500 mil pesos por las 100 máquinas que se han recuperado hasta inicios del 2016.

Un aporte del sector metalúrgico y que ha sido reconocido es la Automatización del laminador de barras corrugadas  con horno de calentamientos, del ingeniero Guillermo Gonzáles Yero, de la Empresa de Aceros inoxidables Acinox –Las Tunas.

«La inventiva tiene un efecto económico de más de dos millones en moneda convertible, ha incidido de manera positiva para poder alcanzar los varios record de producciones anuales, y tiene un 30% de ahorro; humaniza el trabajo, además se redujo la contaminación ambiental  y disminuyó la emisión de  CO2 a la atmósfera».

La Anir por la sostenibilidad de los procesos productivos en Las Tunas

Cuneros para los centros de recría de ganado. (Foto: Yenima Díaz)

En el desarrollo agropecuario del territorio lleva un peso decisivo el quehacer de los innovadores señaló Norge Rodríguez Torres, con más de 30 años de experiencia y representante de la Anir.

«Hemos aportado más de un millón y medio de pesos, reparamos carretas para el traslado de ganado mayor y menor, los molinos y secadores de arroz, fabricamos herraduras,  jaulas, números y letras para el marcado de animales y otras piezas y accesorios destinados al desarrollo del programa agrícola y ganadero, señaló este veterano del sector».

El aporte de los aniristas de la provincia a la sustitución de importaciones y al incremento de la productividad, en cumplimiento de los Lineamientos del Partido para el trabajo de ciencia  y la innovación tecnológica.

La Asociación de Innovadores y Racionalizadores nació el ocho de octubre de 1976,  hace 40 años, con el propósito de asociar a los trabajadores que se pronuncian  por dar soluciones en función del incremento de la productividad, la eficiencia y el ahorro.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Edelmis Cruz Rodríguez

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Como reportera atiende los temas de la Construcción y las organizaciones sociales, fundamentalmente. Es constante en el trabajo diario como una de sus características principales. Le gusta trabajar los temas de la mujer y los colectivos laborales en la base. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @EdelmisCruz

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


siete − 1 =