Las Tunas, Cuba. Sábado 23 de Septiembre de 2017
Home > Las Tunas > La Universidad de Las Tunas al servicio de la vida

La Universidad de Las Tunas al servicio de la vida

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
La Universidad de Las Tunas al servicio de la vida (Tiempo21/Foto: Rey Betancourt)

Infantes y jóvenes entre los evacuados en el centro educativo de Las Tunas. (Tiempo21/Foto: Rey Betancourt)

Las Tunas.- Sube usted la escalinata del recinto estudiantil Pepito Tey, perteneciente a la Universidad de Las Tunas, con sede en esta ciudad, y la algazara de los niños le hace creer que ha llegado a una guardería infantil. Tal vez no le falte razón. Pero si avanza hacia el fondo por el pasillo central, entonces pensará que se encuentra en un internado para ancianos, por la gran presencia de adultos mayores. Quizás tampoco se equivoque.

Y es que en la provincia de Las Tunas, como en todo el oriente cubano, por obra y gracia de la solidaridad y el sentido de compromiso que tiene el Gobierno con su pueblo, los centros de altos estudios y otras confortables instalaciones comenzaron a recibir, con la debida anticipación, a las familias más vulnerables frente al inminente azote del huracán Matthew.

Aunque se trata de un proceder ético y humanitario practicado por la Revolución cubana desde que triunfó, el Primero de Enero de 1959, la gente no deja de maravillarse cuando siente que se tiene muy en cuenta la protección de su vida y la de sus familiares. Virgen Reyes no es la excepción.

Vecina de Palmarito 3, una comunidad rural situada a pocos kilómetros de esta capital provincial, Virgen fue evacuada con su madre, sus hijos y otros familiares, y afirma estar plenamente agradecida de esa acción y del trato que reciben en el centro de alojamiento.

La Universidad de Las Tunas al servicio de la vida (Tiempo21/Foto: Rey Betancourt)

Las familias son muy bien atendidas en este centro de evacuación donde se les suministra la alimentación y la atención médica. (Tiempo21/Foto: Rey Betancourt)

«Nos dan cinco comidas al día, variadas, bien elaboradas y a la hora prevista; tenemos atención médica permanentemente, radio y televisión, para mantenernos bien informados, medios de limpieza con qué garantizar la higiene, y, sobre todo, esa exquisita forma de tratarnos, tanto los profesores como el personal administrativo y hasta los cocineros. Incluso, apenas llegamos nos visitaron el secretario del Partido Comunista de Cuba y la presidenta del Gobierno (Poder Popular) en el municipio.

«Como mi mamá tiene dificultades para mantenerse en pie y caminar, solicité una silla de ruedas y me la entregaron. ¡Esto es maravilloso!» –afirma Virgen con cara de asombro y alegría.

Por su parte, su octogenaria madre dice que le agradecerá infinitamente a la Revolución tanto humanismo, porque… «Estoy segura de que nadie en el mundo puede vivir tan confiado como nosotros los cubanos de que nunca nos abandonarán en momentos difíciles».

Similares criterios expresan, entre otros, Victorino López Santos, de 86 años y residente en el poblado de Dormitorio; Yorlenis Riverón Almenares, jovencita de la misma localidad, actualmente embarazada, y Daliuba Montero Guevara, también muy joven, madre de una niña de tres meses y vecina de Yariguá, barrio igualmente rural.

Una de esas abnegadas personas que contribuyen al bienestar de los evacuados es Sonia Leyva Sariol, jefa del Departamento de Alimentación de la Universidad de Las Tunas, quien explica a Tiempo21 que en total recibirán unos cuatro mil ciudadanos, dos mil en la sede Pepito Tey y el resto en la Vladímir Ilich Lenin. Sobre la disponibilidad de recursos para atender a todo ese personal, asegura:

«Contamos con todo lo necesario para brindar una adecuada alimentación: arroz, granos, viandas, huevos, cárnicos, pan, refresco, leche y otros productos. También disponemos del combustible suficiente. Ahora cocinamos con empleo de calderas, pero cuando nos falte la electricidad lo haremos con gas licuado, ya en nuestro poder. Nuestros trabajadores están bien preparados y listos para permanecer aquí el tiempo necesario y en cualquier circunstancia».

A pesar de ser muy joven, Dany Figueredo Espinosa se desempeña como subdirector de la residencia estudiantil del recinto universitario Pepito Tey. Sobre las condiciones de alojamiento, informa:

«Estamos ubicando en la primera planta a las embarazadas y a las personas con dificultades motrices, ya sea por edad o por discapacidad, y en el segundo piso, al resto del personal. Disponemos de colchones, sábanas y demás avituallamiento para los dos mil evacuados».

La Universidad de Las Tunas al servicio de la vida (Tiempo21/Foto: Rey Betancourt)

Yaneysi Meriño Luis, especialista de primer grado en Medicina General Integral garantiza la atención médica. (Tiempo21/Foto: Rey Betancourt)

La atención médica en la sede Pepito Tey cuenta con un alto nivel profesional. Está a cargo de varias enfermeras, trabajadoras sociales y técnicas en Higiene y Epidemiología, bajo la orientación de dos médicas, una de las cuales es la doctora Yaneysi Meriño Luis, especialista de primer grado en Medicina General Integral, en vías de diplomarse en Oftalmología Comunitaria y también en Terapia Física y Rehabilitación.

Yaneysi se siente muy comprometida con su responsabilidad, y al respecto dice:

«Desde que van llegando los evacuados, vamos entrevistándolos, uno por uno, para conocer si tienen algún padecimiento y poder asistirlos adecuadamente. Lo que más predomina hasta ahora son las crisis de migraña, la hipertensión arterial, la diabetes, algunos con gripe… Pero contamos con reservas de diversos tipos de medicamentos muy apropiados para enfrentar esas y otras enfermedades.

«Igualmente, y eso es lo más importante, conocemos el estado sicológico en que están estas personas, y nunca nos faltará el buen trato, la mano en el hombro, la palabra de aliento…, que con frecuencia suelen ser la mejor medicina».

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Raúl Estrada Zamora

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Ha trabajado en todos los medios y fue director de la revista Transporte, de La Habana. Se inició en el diario 26 y trabajó como Jefe de Información en la Televisión. Fue editor de Tiempo21. Como reportero atiende los temas del programa alimentario y la agricultura, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @Raulezdecuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


4 − uno =