Las Tunas, Cuba. Miércoles 21 de Febrero de 2018
Home > Opinión > Revolución Bolivariana, acción transformadora y ejemplo

Revolución Bolivariana, acción transformadora y ejemplo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Revolución Bolivariana, acción transformadora y ejemplo Las Tunas.- El cuatro de febrero de 1992, Venezuela se transformó en otra nación, aunque desde el punto de vista geográfico sus fronteras se mantienen, así como las creencias religiosas, el idioma y las principales costumbres de su pueblo. Pero, algo cambió en esa tierra fértil, llena de montañas y ríos, de valles y sabanas.

Ese día, el entonces oficial de las Fuerzas Armadas, Hugo Rafael Chávez Frías, protagonizó un intento de golpe de Estado basado en el ideario independentista, antiimperialista y latinoamericano del prócer Simón Bolívar y aunque el joven líder terminó entre las rejas, el pueblo supo de su voluntad para hacerlos visibles.

Luego de su excarcelamiento, Chávez recorrió todo el país y creó su propio movimiento político-electoral, el Partido Movimiento Quinta República (MVR) con el que, poco a poco, pasó a ser el primero en todas las encuestas.

En las elecciones legislativas del 8 de noviembre de 1998, el MVR obtuvo 49 de los 189 escaños de la Cámara de Diputados y el 6 de diciembre, su representante se convirtió en presidente del país, con el 56.5% de los votos.

Después de eso, Caracas y el resto de las grandes ciudades o pequeños poblados comenzaron a cambiar. Decenas de misiones y proyectos sociales devolvieron las esperanzas a los más desposeídos, a los siempre olvidados por los gobiernos anteriores.

Aprendieron a leer y a escribir, sin importar la edad, o el dinero de los bolsillos. Muchos tuvieron médicos por vez primera y hasta los recónditos asentamientos indígenas llegaron las batas blancas y los medicamentos gratuitos. Los ancianos cobraron pensiones dignas, los campesinos se hicieron dueños de tierras, las mujeres y especialmente las madres tuvieron valor…

Se pensó en el medio ambiente y en las mascotas, en las viviendas para cada familia, en el transporte hasta los más altos cerros, en las sillas de ruedas para los que no pueden caminar, en los ojos cerrados a la luz, en los enfermos por consumo de drogas y en las sonrisas sin dientes…

Esos grandes logros, más otros pequeños detalles, cambiaron a Venezuela. Ya es otra, en lo interno; pero, también en la proyección de la Revolución Bolivariana como ejemplo para las fuerzas progresistas del mundo, especialmente para los pueblos de América Latina.

El país se hizo sentir en muchas cumbres iberoamericanas, reuniones del Movimiento de Países No Alineados y de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, y en visitas a las naciones del área, de África y del mundo árabe, fundamentalmente.

La extraordinaria estatura de Hugo Chávez, quien voló a una nueva dimensión antes de tiempo, fue el punto de partida. Habló sin temores al imperialismo yanqui y sus lacayos. Sus palabras crudas y llenas de seguridad merecieron el aplauso de los progresistas de Argentina, Bolivia, Nicaragua, Uruguay, Ecuador y otros países. Y dieron voz a los más humildes de todo el continente.

Hoy Venezuela tiene en su cuello las garras intrusas del gobierno de Washington, que paga a sus marionetas para indisponer al pueblo y para empedrar el camino de dificultades. Amparados en dudosas estratagemas, la oposición ganó las últimas elecciones al Parlamento y pide el revocatorio en contra del presidente legítimo Nicolás Maduro Moros.

Pero, esa nación hermana no está sola. Las semillas que regó el eterno Comandante se fertilizaron en cada batalla, en cada vida salvada, en cada ayuda solidaria que multiplicaron los venezolanos. Ya germinaron las simientes y el mundo lo sabe. Han nacido y vendrán otros movimientos progresistas empeñados en salvar a la humanidad ante tanta riqueza de unos pocos. Y lo lograrán, tarde o temprano.

/DCG/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yenima Díaz Velázquez

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación. Fue jefa de Redacción y subdirectora del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Como reportera se destaca por su sensibilidad para las historias de vida a través de entrevistas. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ama por sobre todas las cosas a sus hijos Johana y Oscarito, le facsina el color verde y es amante de la naturaleza, la música. Para ella el amor abre cualquier puerta y la amistad es un puente para sustentar la vida. yenimadv@enet.cu Blog: http://www.soydelastunas.blogspot.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− uno = 3