Las Tunas, Cuba. Lunes 20 de Agosto de 2018
Home > Especiales > Gente > Pasión salvadora

Pasión salvadora

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Doctora-AlinaLas Tunas.- Alina de la Caridad Torreblanca Xiques es una mujer de sonrisa frecuente y tras su dulce tono de voz habita la gracia para detectar problemas gastroenterológicos, mientras 24 años consagrados a esa especialidad médica la avalan, junto a su imperecedera pasión por curar y por el mundo de las investigaciones y los estudios científicos.

Pienso que ser médico significa salvar vidas; atender al paciente lo mejor posible, expresa Alina, y añade que es dar de sí cada día para que la población sea sana.

La gastroenterología le permite facilitar los diagnósticos y tratar a pacientes con problemas de este tipo.

¿Qué es lo que más la ha motivado en estos años?

«En principio te cuento que soy del Primer Destacamento de Ciencias Médicas y tuve el privilegio de que llegaran a la provincia, por primera vez, las súper especialidades o especialidades derivadas, y en ese caso venía solo una especialidad en gastroenterología; que me tocó por mi desempeño.

«A mí me motiva que el paciente se sienta bien atendido y poder ayudarlo».

¿Usted siempre se ha mantenido investigando?

«Sí, porque mi especialidad es clínica, diagnóstica y terapéutica. Pero si el médico no lleva aparejada la parte investigativa, se queda detrás. Debo decir que en mis 24 años como especialista, aunque tengo 27 de graduada como médico, he tenido la oportunidad de llevar una línea de investigación versada en Los trastornos dispépticos en las patologías del tracto digestivo superior, dentro de mi país y mi provincia, además en otro país.

«Porque hice siete años en mi primera misión en Venezuela y esa fue la línea de investigación que seguí. Terminé con ella mi etapa de maestría y colaboré con un libro que se llamó De la clínica a la práctica, publicado en un evento internacional en Venezuela».

En la asistencia, ¿Cuál es el momento más importante para la doctora Alina?

«La atención al paciente. Pero es muy importante que en este momento ya vamos en Las Tunas camino a la gastroenterología intervencionista, desarrollo año 2017, que es la colangiopancreatografía retrógada endoscópica».

¿Tiene Las Tunas las condiciones para asumir este nuevo proceder médico?

«Solo falta ambientar el local para el proceder, pues ya contamos con casi todo el equipamiento y pretendemos enviar a los galenos más jóvenes al Centro Nacional de Gastroenterología para el entrenamiento».

Su rostro muestra la satisfacción de quien se siente realizada. Ahora que piensa en sus 27 años de profesión, y de ellos 24 como gastroenteróloga.

¿Cuáles son las convicciones y motivaciones que la mantienen así?

«Las convicciones pues es que soy un médico formado en el seno de esta Revolución; a esta Revolución le debo todo, porque antes de 1959 los pobres no teníamos esa oportunidad y yo provengo de una familia proletaria.

«Y mi motivación está en llevar la docencia, investigación y asistencia, que es lo que mantiene vivo al especialista.

«Hay que amar la profesión, y amarla es todos los días, dedicarle todo lo que se merece ese paciente que entra a la consulta buscando una solución a su problema de salud».

¿Cómo definiría la medicina?, ¿Qué ha sido para usted?

«Ha sido una ciencia particular, en el mundo de todas las ciencias, que se dedica a la atención de pacientes sanos y enfermos, y en el caso de los primeros nos toca hacer la prevención, profilaxis, y llevarle a toda la población las herramientas básicas para enfrentar el proceso salud-enfermedad».

¿Qué usted cree que nunca debe olvidar un médico?

«Un médico nunca debe olvidar la actuación, en cada momento llevar de un lado la ética profesional y del otro los conocimientos para enfrentar la atención al paciente».

El servicio de gastroenterología del Hospital Ernesto Guevara de la provincia de Las Tunas se distingue hoy como uno de los colectivos morales del centro y tiene en su atención cotidiana a profesionales como la doctora Alina quien sabe compartir su sabiduría e incitar para ser mejores.

Alina Torreblanca Xiques logra calmar el dolor ajeno no solo con conocimientos y un inquieto espíritu de superación, sino con el humanismo y amor por el prójimo que deben hacer únicos a los profesionales de la salud.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Darletis Leyva González

Periodista, graduada de la Universidad de Oriente. Se desempeña como reportera con excelentes resultados en su gestión diaria. Es aguda en sus trabajos de opinión. Una de sus características es contar historias de vida en la que el factor humano está siempre presente. Atiende los temas de salud, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de cuba, premiada en varios concursos. @DarletisLG

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


dos + 5 =