El mundo

Eliminación del bloqueo a Cuba es por ahora sólo palabras

Eliminación del bloqueo a Cuba es por ahora sólo palabrasBuenos Aires.-El presidente Barack Obama estuvo en Cuba y reiteró palabras contrarias al bloqueo que Washington impone a Cuba desde febrero de 1962, pero por ahora son sólo palabras y cambios cosméticos, comenta el analista argentino Emilio Marín.

«El bloqueo sigue y Cuba va a la Asamblea General de la ONU por su victoria no 25», sostiene Marín en una columna editorial para el periódico La Arena, de La Pampa. Mucha gente desinformada cree que esa hostilidad contra Cuba es un asunto del pasado, advierte el comentarista y aclara:

«Esa falsa creencia no es inocente ni espontánea. El aparato comunicacional estadounidense la alimenta, para zafar de las acusaciones que han caído sobre Washington por ese crimen de guerra y hasta delito de genocidio».

Obama también ayudó al reiterar que esa política resulta un fracaso, incluso llamar al Congreso a abolirla, e instrumentar medidas que realmente son meros cambios cosméticos, pero en la práctica al bloqueo lo han recrudecido en el último año y medio, recalca Marín.

Haciendo un recuento histórico, el columnista señala que en el aspecto político, social y diplomático, el camino agresivo trazado por sucesivas administraciones norteamericanas le devino en derrota monumental.

«La patria de José Martí no claudicó de sus principios con bloqueo, Playa Girón, avión de Barbados, atentados terroristas, terrorismo mediático, infiltraciones, expulsión de la OEA, planes de agresión militar y un largo etcétera», refiere.

Un rubro donde se pueden contabilizar perfectamente las victorias cubanas -añade- son las votaciones en la Asamblea General de la ONU.

«La isla llevó allí por primera vez en 1992 su proyecto de resolución «Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba». Y logró la victoria número 1», recuerda.

Resume que el pasado año, en la 70 Asamblea General, la votación fue favorable a la isla por un marcador abrumador pues 191 naciones la apoyaron, contra dos que votaron en contra: Estados Unidos e Israel.

Marín explica que «la idea errónea de que el bloqueo casi no existe más es alimentado por quien bloquea, para sacarse responsabilidad y achacar los problemas a su víctima. Pero también se basa en retazos de verdad, recónditos, como suelen tener las mentiras».

Es cierto -ahonda- que a partir de enero de 2015 La Habana y Washington entablaron un diálogo que condujo a la reapertura de sus respectivas embajadas.

Hizo referencia a que eso posibilitó que llegara a buen puerto cubano el primer crucero turístico, comenzara a volar la aerolínea Jet Blue y se sellaran los primeros convenios como en seguridad marítima, protección ambiental y los mares y en la lucha contra el narcotráfico.

«Esos elementos nuevos fueron positivos. Su límite es cuantitativo y sobre todo cualitativo: son pocos y no cambian la esencia del bloqueo», afirma el columnista de La Arena.

E ilustra: «De marzo de 2015 a marzo de 2016 se ha provocado en la economía isleña daños económicos directos por otros cuatro mil 680 millones de dólares, lo que sumado al estropicio de años anteriores asciende a 125 mil 873 millones de esa moneda».

«Para cualquier país es una suma que mete miedo; a la isla no le provoca ese sentimiento de pavor, pero sí un daño profundo a su economía, que se traduce en perjuicios a su gente», concluye Marín. (Prensa Latina)

/DCG/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Delegación partidista de Cuba visita importante diario de China

Redacción Tiempo21

Café cubano cautiva al público en feria internacional de China

Redacción Tiempo21

Presidente Nicolás Maduro inaugura comité empresarial China-Venezuela

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


9 × = setenta dos