Las Tunas, Cuba. Miércoles 18 de Julio de 2018
Home > Especiales > Historia > Fabio Di Celmo, víctima del terrorismo contra Cuba

Fabio Di Celmo, víctima del terrorismo contra Cuba

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Por Jorge Pérez Cruz

Transcurría la mañana del jueves cuatro de septiembre de 1997y el joven italiano Fabio Di Celmo, llega al hotel Copacabana, de La Habana, tras cancelar una cita de negocios en La Habana Vieja.

Problemas en el tráfico motivan el cambio de agenda que sustituye por la decisión de compartir con una pareja de amigos de la infancia, que disfrutaban de su luna de miel en Cuba, a propuesta del propio Fabio, quien le había sugerido este como el mejor destino para iniciar una vida de casados.

Al mediodía   Fabio baja de la habitación que Giustino, su padre había alquilado en la instalación turística, para encontrarse con sus amigos en el lobby.

Una explosión

Y tras la detonación la incertidumbre y la muerte… El mortífero artefacto lo detona el   mercenario de origen salvadoreño, Ernesto Cruz León, quien al ser capturado reconoce sus vínculos con el criminal Luis Posada Carriles.

Fabio cae mortalmente herido. Lo trasladan de urgencia Clínica Central Cira García, donde infaustamente confirman el deceso, como consecuencia del estallido   una esquirla de metal se le incrustó en la parte izquierda del cuello y le cercenó una vértebra cervical y la arteria carótida.

Y Fabio, a la edad de 32años, se convierte en víctima de la campaña de terror organizada y financiada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos contra los hoteles de La Habana en ese año.

Desde entonces, en el cementerio de Arenzano, Génova, donde reposan sus restos mortales, en la lápida de una tumba, persiste la perenne denuncia: El cuatro de septiembre de 1997, una bomba asesina de un mercenario salvadoreño apagó la vida del joven Fabio Di Celmo.

Y como muestra del consciente y desalmado proceder, un reportero le preguntó por aquellos días a Posada Carriles si lamentaba la muerte de Fabio Di Celmo y este contestó:

Es triste de que alguien haya muerto, ese italiano estaba en un lugar y en un momento equivocado, pero yo duermo como un bebé.

Esa filosofía ha dominado a los cabecillas y grupos criminales que organizan y ejecutan acciones terroristas contra el pueblo cubano desde el triunfo de la Revolución el primero de enero de 1959, actos que han ocasionado la muerte a más de tres mil quinientas personas.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− 5 = cero