• Portada
  • El mundo
  • Dilma insiste en absoluta fragilidad de acusaciones en su contra
El mundo

Dilma insiste en absoluta fragilidad de acusaciones en su contra

Brasilia.- La separada presidenta consitucional de Brasil, Dilma Rousseff, insistió hoy en la absoluta fragilidad de las acusaciones que sustentan el proceso de impeachment en marcha en el Senado Federal y que pudiera culminar con la casación de su mandato.

Este proceso está marcado, de principio a fin, por un clamoroso desvío de poder (por el ex titular de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha) y eso explica la absoluta fragilidad de las acusaciones dirigidas contra mí, reiteró durante la segunda parte del juzgamiento que lleva adelante el pleno senatorial.

Rousseff enfatizó que la llegada de Cunha a la presidencia de la Cámara baja, en febrero pasado, provocó una situación muy difícil para su Gobierno, que debió enfrentar desde entonces uno de los mayores boicots parlamentarios de que se tiene noticia en la historia de Brasil.

Cunha hizo la contribución más dañina posible, sostuvo la mandataria y lo catalogó como el padrino del golpe parlamentario en curso. Los demás -dijo en alusión, entre otros, al gobernante provisional Michel Temer- fueron coadyuvantes.

En ese sentido, deploró el hecho que tanto en el Legislativo como desde el Ejecutivo se realicen todas las gestiones posibles para evitar el juzgamiento de Cunha por la Comisión de Ética de la Cámara, donde debe responder por quiebra del decoro al ocultar la tenencia de cuentas en el exterior engrosadas con fondos ilícitos.

No respeto una elección indirecta derivada de un impeachment sin delito de responsabilidad y cuyo propósito es implantar un proyecto ultraliberal en lo económico y ultraconservador en lo social que fue derrotado en las urnas, ratificó.

En su alegato inicial ante el pleno senatorial, esta mañana, Dilma Rousseff advirtió que Brasil está a un paso de que se produzca un verdadero golpe de Estado que resultará en la elección indirecta de un gobierno usurpador.

La separada jefa de Estado recordó que en los últimos tiempos las asonadas militares fueron reemplazadas por golpes parlamentarios sobre los cuales -dijo- existe una profusa literatura.

Ahora la ruptura democrática se da por medio de la violencia moral y de pretextos constitucionales para dar apariencia de legitimidad a un gobierno que asume sin el amparo de las urnas, dijo y añadió que se invoca la Constitución para que el mundo de las apariencias encubra hipócritamente el mundo de los hechos.

Reafirmó también que no cometió delito alguno de responsabilidad, por lo cual -dijo- es acusada injusta y arbitrariamente, y afirmó que sentía nuevamente en la boca el gusto áspero y amargo de la injusticia y el arbitrio.

También aseguró que no luchaba por su mandato o por apego al poder, sino por la democracia, la verdad, la justicia y por el bienestar del pueblo, e insistió en que tiene la conciencia tranquila por el modo en que ejerció la Presidencia de la República.

Lo que está en juego aquí, subrayó, es el respeto a las urnas, a la voluntad soberana del pueblo y la Constitución; las conquistas sociales alcanzadas en los últimos 13 años; la inserción soberana del país en el escenario internacional; la autoestima de los brasileños y la defensa de los recusos naturales del país y su futuro.

De los 49 senadores inscriptos para intervenir en la sesión de hoy hasta el momento lo hicieron 29, por lo que se espera que los trabajos concluyan alrededor de la medianoche. (Prensa Latina)

/DCG/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Se suman trabajadores de Francia a la huelga nacional

Redacción Tiempo21

Venezuela denuncia intentos de intervención desde EE.UU. y Colombia

Redacción Tiempo21

Presidente de Venezuela ratifica disposición a diálogo por la paz

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


− 4 = uno