Opinión

Las Tunas en la batalla por un curso escolar superior

Las Tunas en la batalla por un curso superiorLas Tunas.- Con el fin del verano, los estudiantes cubanos regresarán a las aulas, pletóricos de energías renovadas y el propósito de aprehender nuevos conocimientos que les permitan formarse como los futuros profesionales de la patria.

La etapa de vacaciones se ha aprovechado bien. Para unos, el campismo y la playa fueron las opciones preferidas; mientras, para otros, los paseos, visitas a lugares históricos, fiestas, entre otras actividades interesantes y divertidas fueron las elegidas para competir con el calor intenso de julio y agosto.

Pero, no todos pudieron descansar a tiempo completo, pues las tareas de aseguramiento del curso escolar que se avecina reclamaban su atención.

Así la reparación de los planteles y sus muebles, garantizar el material para cada alumno de las diferentes enseñanzas: libretas, libros, lápices, uniformes escolares… han sido prioridades para los organismos encargados de poner todo a punto y con calidad.

Las Tunas, provincia destacada al cierre del curso anterior, no está ajena al ajetreo de los días previos al inicio del nuevo periodo lectivo.

Para orgullo de los tuneros, en el territorio se ha trabajado bien y ya está listo para arrancar con éxito.

En esta ocasión, 84 mil 224 alumnos irán a las aulas, donde encontrarán las condiciones y recursos necesarios, para emprender las actividades, siempre con la expectativa de lograr mejores resultados.

Los maestros y la familia asumirán desde el primer día un importante papel en este empeño: los primeros con su preparación e impartiendo clases de calidad; los padres, exigiendo el cumplimiento de las tareas y el repaso diario de los contenidos.

Es mucha la responsabilidad de cada uno de estos factores; pero, bien vale la pena el esfuerzo si al final nuestros estudiantes obtienen calificaciones excelentes y la provincia continúa exhibiendo los resultados que ya la colocaron en un nivel destacado a nivel nacional.

Habrá que pensar además en la atención a los maestros y profesores, sobre cuyas espaldas recae el peso de proceso docente. Asimismo deberá tenerse en cuenta el estímulo a los estudiantes que obtengan buenas notas y cumplan con todas las actividades orientadas.

La lucha contra el fraude será otra de las misiones de los educadores y la familia. La honestidad de los menores debe ser inculcada desde el hogar: basta ya de hacer la tarea en lugar del estudiante, solo para que cumpla y obtenga un sobresaliente.

Emprender el curso 2016- 2017 con el propósito de cumplir nuevas y más altas metas implica a todos: unidos no habrá obstáculos que no puedan vencerse hasta lograr ser seleccionados provincia Vanguardia en la educación.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Las niñas, por un espacio significativo

Yanely González Céspedes

Apostemos por una escuela más integral

Telma Machado Escanio

Consumir lo nuestro

Yanetsy Palomares Pérez

Enviar Comentario


seis × 7 =