Las Tunas, Cuba. Miércoles 22 de Noviembre de 2017
Home > Historia del Deporte en Las Tunas > Medio campista de lujo en hockey sobre césped

Medio campista de lujo en hockey sobre césped

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Entre los deportes desconocidos en Las Tunas antes del triunfo de la Revolución, el de mejores resultados tanto en la rama femenina como en la masculina, ha sido el hockey sobre césped, al extremo que, desde la década del 80 del siglo XX, se conoce como la locomotora local en los eventos nacionales de todas las disciplinas.

Muchos de nuestros jugadores han brillado con luz propia, pero esta vez les contaré sobre quien fue un mediocampista de lujo, incluso como integrante de la preselección tricolor, Omar Riñack Milán quien, por diversas razones, sobre todo subjetivas, decidió retirarse joven y en plenitud de facultades.

Nacido en la capital tunera el ocho de noviembre de 1970, se inició en el hockey sobre césped en 1982, con solo 12 años de edad, bajo la conducción de dos de los mejores entrenadores locales, Esmérido Ávila y Rolando Medina que coinciden en afirmar la extrema calidad de su alumno desde que saltó a la cancha por vez primera.

En 1986, Omarito se convirtió en el puntal decisivo del equipo tunero que ganó invicto, en Guantánamo, el campeonato nacional de Segunda División. En esa lid fue el líder goleador al sumar nueve y también declarado el Jugador Más Técnico.

La excelencia del juego de Riñack llevó a los técnicos más avezados del país a llamarlo a la Preselección Nacional Juvenil en el año 1988. Fue el premio a su disciplina, su entrega absoluta y sobre todo al dominio de la técnica que lo convertía en el clásico servidor de pelotas a los delanteros.

El entonces jovencito jugador tunero convenció a todos de lo que era capaz de hacer en las canchas y en 1990 fue incluido en la preselección de élite en Cuba, con la cual brilló en topes frente a formaciones de España, Argentina y Perú, y en el prepanamericano de 1991, tras el cual se disgustó por la posición de los entrenadores en cuanto a no darle las oportunidades que merecía, decidió regresar a su casa y decirle adiós a la disciplina de sus amores.

Riñack se despedía así de una corta, pero excelente carrera, en la que fue el Más Técnico de los campeonatos nacionales en 1988, 1989 y 1990, en tanto fue seleccionado tres veces entre los 10 mejores atletas del año en la provincia. Por eso en la dorada historia del hockey sobre césped tunero, Omar Riñack Milán tiene un lugar de privilegio.

/DCG/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Juan E. Batista Cruz

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Jubilado. Se desempeñó como reporteros para los temas del deporte en el diario y semanario 26 y comentarista deportivo de la radio y la televisión. Es toda una institución en el conocimiento de los temas deportivos, y tiene un reconocimiento a nivel nacional. A pesar de estar jubilado mantiene una vida activa dentro del Periodismo de Las Tunas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


siete × 9 =