Las Tunas, Cuba. Domingo 22 de Abril de 2018
Home > Opinión > Para sentirnos optimistas

Para sentirnos optimistas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Luís Manuel Quesada Kindelán

Iniciamos el octavo mes del año, con numerosos motivos para sentirnos optimistas en el progreso de las grandes tareas que tenemos por delante.

Aún bajo las difíciles condiciones que nos impone la actual situación internacional, avanzamos en diversos programas económicos y sociales encaminados a sustentar el desarrollo del país en los próximos años.

Es cierto, que  determinados sectores,  no marchan al ritmo que todos deseamos, pero son alentadores los evidentes resultados, que exhiben algunos, como la producción biofarmaceútica, el turismo y las comunicaciones, entre otros.

También son dignos de mencionar la recuperación que se observa en la ganadería, la producción lechera, el transporte y otras ramas importantes de la economía.

Sin embargo, como se informó en el reciente período de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, durante el primer semestre del presente año, no alcanzamos el crecimiento programado para el Producto Interno Bruto.

Situaciones muy específicas, como el brusco descenso de los precios del petróleo, la crisis económica mundial, las guerras, la avalancha de emigrantes hacia Europa y la arremetida neoliberal en varios países latinoamericanos,  motivan numerosos ajustes de la economía a escala internacional.

A pesar de ello, mientras grandes países capitalistas buscan soluciones con severas políticas de choque, que afectan a los sectores más humildes de la población, en Cuba se mantienen y mejoran servicios tan preciados como la salud, la educación y la asistencia social.

Muchos de nosotros, no somos capaces de imaginar los colosales esfuerzos que realiza el país,  para garantizar los suministros de alimentos, tecnología,  medicamentos, productos químicos, mobiliario, material escolar y otros recursos para sostener esos y otros programas de beneficio social.

Aún así, existen numerosas deficiencias por resolver para que los resultados sean mejores.

Lastres como la indolencia, el desinterés y la indisciplina, afloran en ocasiones en el seno de nuestra sociedad.

La gran tarea de las nuevas generaciones consiste en lograr una mayor plenitud  de su perfeccionamiento.

Entonces, nos sentiremos no solamente optimistas, también  satisfechos de la obra realizada.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

        

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


ocho − = 7