Historia

Hermanos Saíz: ejemplo de rebeldía y compromiso

Apenas entraban en la juventud cuando la tiranía batistiana segó la luz de Sergio y Luis Saíz Montes de Oca, el 13 de agosto de 1957, aunque el ejemplo de rebeldía y compromiso trazó un firme camino para guiar a múltiples generaciones de cubanos.

Los hermanos eran miembros del movimiento 26 de julio en Pinar del Río; Luis había sido nombrado coordinador del grupo en su municipio y Sergio responsable de acción.

En los tiernos pechos latía la compasión y se identificaban plenamente con la causa revolucionaria, la única vía de eliminar los males de la república que incentivaba cada gobierno de turno, a despecho de la pobreza y opresión de la mayoría.

Títulos de José Martí, Marx, Casal, integraban la biblioteca común, con ellos nutrieron una forma de pensamiento que exponían en cualquier tribuna, donde no faltaba la denuncia a la injusticia.

Al salir aquel 13 de agosto los muchachos pretendían festejar el cumpleaños de Fidel; «lo vamos a celebrar con bastante ruido», comentaron al abandonar el hogar. Mas no hubo regreso.

La tragedia fue como un flashazo. Varias personas se encontraban cerca de la taquilla del cine del pueblo, donde se hallaban los Saíz. Allí Sergio fue requerido violentamente por un miembro del ejército que quiso registrarlo.

Como el joven hizo resistencia, el soldado la emprendió contra él a empujones. Luis salió en su defensa y fue alcanzado por los disparos del arma; poco después Sergio era abatido a manos del mismo asesino.

Con solo 18 y 17 años pasaron a la lista de los héroes. En el viento quedaron las palabras e intentos de escritor de Sergio, la arremetida de versos feroces contra el desalojo.

«…un olor a sangre mía / se mezcla con el palmar, / en tanto un sol desesperado / arrulla el dolor de un mueble / en la orilla de un camino… una nube avergonzada / se rompe en lágrimas de amor / un bohío maltratado / dirige sus ojos al cielo…»

También quedaron los cuentos de Luis, las ansias de explorar el pensamiento de los grandes de la literatura universal, filosofía, versos y prosa firme hoy unida a un recuerdo imperecedero.

El ejemplo se multiplica, es por eso que los grandes dejan siempre una estela en cada tiempo, el suyo y el futuro. Así lo demuestra la avanzada de jóvenes creadores que conforman la Asociación Hermanos Saíz (AHS), un bloque firme a favor del arte y los principios que defiende la nación en materia cultural.

Allí está la esencia de los hermanos Luis y Sergio, la misma rebeldía y compromiso con las causas justas como firme bastión del proceso revolucionario cubano, una luz que llega con empuje a cada rincón del territorio.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

 

Artículos relacionados

La Historia me absolverá: 65 años después con plena vigencia

Redacción Tiempo21

Potrero Hormiguero, símbolo de Las Tunas

Tania Ramirez

Gema Carbonell, una joya de la lucha revolucionaria en Las Tunas

Yanetsy Palomares Pérez

Enviar Comentario


− cuatro = 5