Las Tunas, Cuba. Sábado 24 de Febrero de 2018
Home > Cultura > Sonando en Cuba: la música en los jóvenes

Sonando en Cuba: la música en los jóvenes

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sonando en Cuba: la música en los jóvenes    La Habana.-Un año después de su primera salida al aire, el programa Sonando en Cuba irrumpe nuevamente la temporada estival con la pretensión de convertirse en un gran show televisivo.

Entre agosto y octubre la televisión cubana transmitirá una docena de capítulos, ahora con un nuevo formato -tanto para la puesta en pantalla como para la competencia- y la mayoría de ellos en vivo.

Concebido para convertirse en referente de la música tradicional cubana en sus diversos géneros, el programa, de corte competitivo y bajo la dirección general y artística de Manuel Ortega, reunirá a 24 concursantes en representación de las regiones occidental, central y oriental.

Inspirado en la propia televisión cubana, que décadas atrás produjo espectáculos y competencias musicales como Mi Salsa y Buscando al Sonero, en su nueva temporada, Sonando en Cuba no sólo se extendió a todo el archipiélago, también lo hizo en términos musicales al abrirse a otros géneros cubanos, incluidos el son, la guaracha, la rumba y el bolero con mayores posibilidades para los concursantes.

De hecho, en vísperas del estreno en la televisión nacional, el cantante Paulo Fernández, creador del proyecto y codirector junto a Ortega, dijo sentirse satisfecho por la diversidad de géneros musicales empleados por los aspirantes durante las audiciones para la edición de 2016, en tanto, la versión anterior se había constreñido a la música popular bailable.

Fernández recordó partes del proceso de selección que costaron mucho esfuerzo para todas las partes al tiempo que celebró encontrar talentos genuinos por todo el país, muy receptivos y capaces de demostrar una buena proyección escénica

NUEVO FORMATO

En 2015, Sonando en Cuba logró una de las mejores audiencias para el período, sólo por detrás del policiaco Tras la Huella, debido en parte al empleo de códigos y estructuras audiovisuales contemporáneas, convenientes también para su exportación y para la competencia con otras producciones similares.

Varios de esos elementos se repiten para esta ocasión, mientras que se modifican otros en función de satisfacer las demandas de públicos diversos.

Así, sólo los tres primeros serán grabados y los 10 restantes se transmitirán en vivo desde el capitalino Teatro Astral, convertido por la casa productora RTV Comercial en un gran foro televisivo.

Con esta estructura, los concursantes se someterán a un proceso de eliminación gradual con presentaciones que pueden incluir más de un género musical.

Los organizadores insistieron en que la competencia está además orientada a servir de impulso para la carrera de jóvenes intérpretes, por lo cual éstos contarán con la guía de un grupo de mentores, conformado por reconocidos músicos y vocalistas de la isla como Beatriz Márquez, Leo Vera y Juan Kemell.

La novedad para la segunda temporada está en que el público podrá unir su voto con el de los mentores hasta llegar a los tres finalistas, uno por cada región del país, a través de SMS, llamadas telefónicas, o las redes sociales Facebook, Twitter y Youtube.

Una vez llegada la final, los noveles vocalistas se enfrentarán al criterio de un jurado internacional, aún no revelado y que significa además un adelanto de las próximas temporadas.

MÚSICA CUBANA ALLENDE LOS MARES

Según Joel Ortega, presidente de RTV Comercial, para 2017 la serie televisiva tendrá carácter internacional con la inclusión de participantes de República Dominicana y Puerto Rico.

En declaraciones a Prensa Latina, el principal directivo de la Empresa Comercializadora de Radio y Televisión cubanas, destacó las tradiciones musicales que ambos países comparten con Cuba, así como el éxito de la serie, cuya segunda temporada aumenta sus posibilidades de convertirse en algo mayor.

Existía la necesidad de que nuestra televisión tuviera un programa con estas características, inspirado en otros espacios que le antecedieron. Cuba tiene la necesidad de poner en alto nuestra propia cultura, de ahí que la infraestructura de Sonando en Cuba incluye un programa de radio y presentaciones artísticas en todo el país, destacó.

Sonando en Cuba representa para la casa productora, para su creadores y para sus participantes la posibilidad de desarrollar un proyecto cultural que parte de la necesidad de resaltar los valores de la cultura nacional, en especial la música. (Prensa Latina)

/DCG/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ cinco = 13