• Portada
  • Las Tunas
  • Falta de lluvias, un obstáculo en siembra de caña en Las Tunas
Las Tunas

Falta de lluvias, un obstáculo en siembra de caña en Las Tunas

Falta de lluvias, un obstáculo en siembra de caña en Las TunasLas Tunas.- Por la falta de humedad y el déficit en la surca en los suelos de las  Unidades Empresariales de Base (UEB), la Empresa Azucarera, de Las Tunas, solo  llega al 40 por ciento del plan del año en la siembra de caña.

Esas son las principales causas del incumplimiento, pero también ha existido desorganización, dijo a la ACN Danilo Infante, jefe del Grupo de Caña de la entidad, quien precisó que las tres mil 048 hectáreas dejadas de plantar en la etapa enero-junio se suman al programa del segundo semestre.

Desde ahora hasta finalizar diciembre –amplió Infante–, hay que sembrar 10 mil 605 hectáreas para llegar a las 19 mil 200 planificadas este año, cifra que supera en alrededor de dos mil las logradas en 2015.

Al referir los obstáculos que atentaron contra la marcha de la siembra, explicó que los municipios sureños de Amancio y Colombia, fueron afectados por el exceso de lluvias, las que borraron las surcas realizadas. Sin embargo, el norte tiene la tierra lista y solo espera por las precipitaciones.

El Jefe del Grupo de Caña significó que en los lugares donde se puede sembrar ahora, se está explotando bien la maquinaria y que el cumplimiento del plan del año debe decidirse en septiembre y octubre, meses de abundantes precipitaciones en los municipios de Puerto Padre, Manatí y Jesús Menéndez.

Con un promedio de lluvia de mil 038 milímetros al año, la provincia de Las Tunas es considerada la más seca de Cuba, por lo que los azucareros deben estar atentos ante cada señal de la naturaleza, para aprovechar la humedad de los suelos.

La materialización del programa de siembra forma parte de la estrategia para cubrir de caña las 105 mil hectáreas de la Empresa Azucarera destinadas a ese fin.

Infante expresó que, según lo planificado, la UEB Antonio Guiteras debe completar sus áreas este año, ascendente a 25 mil 500 hectáreas, mientras la Jesús Menéndez prevé lograrlo el próximo año y las restantes en 2018.

En estos momentos el promedio por hectárea es de 37  toneladas, pero cuando se cubran todas las áreas vacías  –incluidas 14 mil  infestadas de marabú–, se llegaría a 50 toneladas, subrayó. (Agencia Cubana de Noticias)

/DCG/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

A esconderse que ahí viene la basura

Esnilda Romero Maña

Reconocen labor de unidades avícolas de Las Tunas

Adialim López Morales

Acoge Hotel Cadillac condición de colectivo líder de la calidad

Adalys Ray Haynes

Enviar Comentario


8 × cuatro =