• Portada
  • El mundo
  • Panamá bloquea frontera, pero permite flujo migratorio irregular    
El mundo

Panamá bloquea frontera, pero permite flujo migratorio irregular    

Panamá.- En una política catalogada de confusa por analistas, el Gobierno panameño reiteró el cierre de frontera con Colombia al paso de migrantes irregulares, mientras aseguró la actual operación flujo controlado de quienes ingresen al país.

Lastimosamente un grupo de migrantes extracontinentales y haitianos decidieron cruzar la línea divisoria colombo-panameña por una ruta muy peligrosa que lleva hasta siete días de marcha por las montañas, afirmó ayer aquí el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

Panamá no va a permitir que nadie que ya haya cruzado hacia nuestro país, muera en nuestra tierra, aseveró a periodistas y dijo que se realiza actualmente la búsqueda de quienes transitan por la zona selvática del Darién para prestarles ayuda humanitaria.

Esta posición presidencial es un giro con la planteada en mayo pasado, cuando Varela anunció el cierre de esa frontera porque el país no estaba en condiciones de mantener permanentemente el flujo migratorio, sin contar que políticamente no es correcto incentivar tales movimientos, ni convertirnos en parte de ellos, aseveró.

Seguiremos dando ayuda humanitaria, pero no podemos seguir siendo parte de esa logística, pues no fuimos escogidos por el pueblo para apoyar un flujo informal que es estimulado por leyes vigentes, afirmó entonces.

Las acciones actuales de salvamento en la selva de Darién, las realizan patrullas del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), quienes prestan los primeros auxilios a los migrantes y los trasladan hasta campamentos habilitados en suelo panameño, donde reciben alimentos y los dejan continuar su ruta, explicó el mandatario.

En sus declaraciones pidió al pueblo panameño respaldo en esta decisión, que calificó de humanitaria y dijo que el principal derecho humano es el derecho a la vida, por tanto no permitirá que un ser humano muera.

Reconoció las múltiples críticas locales por la política asumida y señaló algunas medidas para evitar molestias a la población por el cruce de los irregulares.

Al mismo tiempo hizo un llamado a los migrantes para que no usen esta peligrosa ruta, además, informó que detuvieron a dos ciudadanos colombianos y advirtió que actuarán contra quienes incentiven a los irregulares para la travesía selvática.

A los que arriban les toman huellas dactilares, hacen un chequeo médico para evitar riesgos de enfermedades importadas, y continúan por lo que Varela calificó de corredor humanitario, aunque insistió en que no hay frontera abierta.

La actual oleada migratoria masiva que atraviesa Centroamérica, tiene a Estados Unidos como objetivo final y la integran mayoritariamente indocumentados que dicen ser originarios de países africanos, asiáticos y haitianos.

Estos últimos emigraron a Brasil tras el desastre causado por el terremoto que destrozó su país el 12 de enero de 2010, pero ahora tratan de pasar como congoleses para evitar la deportación. (Prensa Latina)

/DCG/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Abrirá sus puertas hoy PsicoHabana 2018

Redacción Tiempo21

Delegación partidista de Cuba visita importante diario de China

Redacción Tiempo21

Café cubano cautiva al público en feria internacional de China

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


tres − = 1