Las Tunas, Cuba. Sábado 21 de Abril de 2018
Home > Fidel entre nosotros > Fidel y los recursos hidráulicos en Cuba

Fidel y los recursos hidráulicos en Cuba

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Fidel y los recursos hidráulicos en Cuba

Fidel con Faustino Pérez, primer presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

Las Tunas.- Cuba celebra este 10 de agosto el Día del Trabajador Hidráulico y dentro de tres jornadas todo el país cantará versos de merecido homenaje al líder histórico de la Revolución, Fidel Castro Ruz, en ocasión de los 90 años de su fructífera existencia, dedicada por completo a la Patria.

Durante su vida ha sido un paradigma, un soñador empedernido que pensó, consultó, proyectó y supervisó las más variadas obras para desarrollar al archipiélago en todas las esferas económicas y, por supuesto, en el plano social.

Lea más: Revolución Cubana. Voluntad hidráulica

Él fue el verdadero creador e impulsor del sistema hidráulico cubano; iniciado en los años 60 del pasado siglo, con el fervor de la mayoría de la población, y el compromiso de los principales dirigentes de hacer cosas nuevas que duraran y que dieran frutos, especialmente en la preservación de vidas humanas y los recursos materiales.

En enero de 1959, era ínfimo el desarrollo del sector hidráulico. Había en el país unos 300 asentamientos con más de mil habitantes y sólo 114 contaban con suministro de agua por acueducto; apenas 12 tenían alcantarillado.

La calidad de ese líquido era pésima con 16 instalaciones de cloración y cuatro unidades potabilizadoras, de las que dos funcionaban plenamente. La única planta de depuración de aguas residuales, en Santa Clara, se encontraba abandonada, y los alcantarillados de Holguín, Guantánamo y Pinar del Río, no habían comenzado a dar servicio, luego de varios años de construcción.

Las presas escaseaban tanto como las escuelas y los hospitales pues el almacenamiento de agua se limitaba a 13 embalses. Y el alcantarillado de La Habana era insuficiente y estaba muy deteriorado tras 50 años de explotación.

Ese panorama amargo cambió para bien y en función de toda la sociedad, con garantía de agua potable a la población, y para el desarrollo agrícola e industrial, además de la prevención de los embates de los huracanes y la sequía.

Por eso surgió, el 10 de agosto de 1962, el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, el cual se fusionó, en 1969 con una nueva entidad, el Desarrollo Agropecuario del País.

Discurso del líder Fidel Castro, con motivo de la fusión del Instituto de Recursos Hidraúlicos y Desarrollo Pecuario del País (DAP) el 26 de mayo de 1969

En 1977, ante una mayor demanda de agua, se crea el Instituto de Hidroeconomía, adscrito al Ministerio de la Construcción.

Y el seis de junio de 1989, surge un nuevo Organismo de la Administración Central del Estado que retoma el nombre del fundado el 10 de agosto de 1962: Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

Desde entonces se modificaron las estructuras, surgieron nuevas empresas y se profundizó la política de proteger el medio ambiente y los recursos naturales, a la par del desarrollo económico y social sostenible.

En la mayoría de los procesos estuvo Fidel con su guía certera, sugiriendo, y marcando el camino de lo que se conoció como voluntad hidráulica.

El 26 de mayo de 1969, dijo que «en los años de sequía cobraba un gran nivel el problema de los regadíos; en los años de muchas lluvias cobraba nivel el problema de los drenajes».

Fidel y los recursos hidráulicos en Cuba

Las inundaciones asociadas al ciclón Flora demostraron la importancia de construir presas a lo largo y ancho del territorio nacional.

Pensó, magistralmente, que las presas serían útiles para controlar las aguas, evitar las inundaciones y disponer de una reserva suficiente para todas las necesidades del país, de orden humano, agropecuario e industrial.

En los últimos años, se desarrolla un fuerte proceso inversionista y constructivo destinado a ampliar la infraestructura hidráulica, a la rehabilitación de redes de conducción, a la distribución del agua potable, y al saneamiento ambiental.

Actualmente, el INRH administra 242 embalses, con una capacidad de almacenamiento superficial de más de nueve mil millones de metros cúbicos de agua.

Hay sistemas de acueducto en dos mil 416 lugares con más de 22 mil 050 kilómetros de redes y dos mil 144 instalaciones para su potabilización.

Además, se han formado más de cuatro mil ingenieros hidráulicos y varios miles de técnicos, quienes hoy celebran su día con el compromiso de cumplir y mantener la voluntad hidráulica que encabezó Fidel Castro y que ha hecho de Cuba un mejor sitio para vivir, a pesar de la cruda sequía que impone la naturaleza.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yenima Díaz Velázquez

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación. Fue jefa de Redacción y subdirectora del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Como reportera se destaca por su sensibilidad para las historias de vida a través de entrevistas. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ama por sobre todas las cosas a sus hijos Johana y Oscarito, le facsina el color verde y es amante de la naturaleza, la música. Para ella el amor abre cualquier puerta y la amistad es un puente para sustentar la vida. yenimadv@enet.cu Blog: http://www.soydelastunas.blogspot.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


cinco × 1 =