Las Tunas, Cuba. Jueves 22 de Febrero de 2018
Home > Especiales > Lecturas > Para la OCLAE, 50 agostos y un destino

Para la OCLAE, 50 agostos y un destino

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Para la OCLAE, 50 agostos y un destinoMaría Elena Álvarez Ponce
Agencia Cubana de Noticias

La vida de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE) parece dar la razón a los que creen que cada quien viene a este mundo con un destino trazado, pues para unir, movilizar y combatir nació en La Habana, el 11 de agosto de 1966, y eso ha hecho desde entonces.

Unidad del movimiento estudiantil y con la clase obrera y demás sectores populares; solidaridad en la lucha contra el imperialismo y por la independencia y soberanía, la paz con justicia, equidad, progreso y derechos para todos, incluido el de una educación pública gratuita y de calidad: Hace 50 años ese sueño reunió 14 días en la capital cubana a jóvenes de 22 países, para un IV Congreso Latinoamericano de Estudiantes, cuyo legado mayor fue la OCLAE.

Ninguna de esas banderas ha sido arriada. El tiempo no ha hecho sino enraizar y confirmar la validez de aquellos propósitos y principios fundacionales. Y eso que para la región no han sido pocas las malas rachas, lo mismo feroces dictaduras que el azote de una descomunal deuda externa, o la década final del siglo XX tan aciaga para las izquierdas, los tratados de libre comercio y otros engendros «made in USA», el neoliberalismo y sus funestas recetas…

Pero, sin importar vaivenes y tormentas, la OCLAE jamás renunció a ser ni ha dejado de existir como plataforma de articulación del movimiento estudiantil regional, ni ha cejado en la pelea por los derechos y aspiraciones de la juventud estudiosa y de los pueblos, y por una América y un mundo mejores.

Resistir y luchar han acrecentado su pujanza, autoridad, prestigio y poder de convocatoria, ante todo entre sus 38 organizaciones miembros de 24 países, que agrupan a más de 100 millones de jóvenes de la región y representan, no solo al estudiantado universitario, sino también al movimiento secundarista y posgraduado.

La hija del IV CLAE es hoy una organización hecha y derecha, con categoría operacional ante la UNESCO, status consultivo en el Consejo Económico Social de la ONU y un prominente lugar en el Foro Latinoamericano de Juventud, la Red Social para la Educación Pública en las Américas, la Federación Mundial de Juventudes Democráticas, el Foro Social Mundial, la Alianza Social Continental y otros importantes mecanismos y espacios.

En La Habana nació y en La Habana festejará la OCLAE su cumpleaños, con un Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes Antimperialistas, igual de amplio, plural, participativo, beligerante y unitario que aquella cita fundacional en 1966, y que, al decir de su presidenta, Heidy Villuendas Ortega, será una gran fiesta de pueblo.

Hay mucho que celebrar y «de corrido»: el 11 de agosto, los 50 de la OCLAE; el 12, el Día Internacional de la Juventud; y, el 13, para cerrar, el cumpleaños 90 del Comandante Fidel, maestro de revolucionarios e inspirador y guía del movimiento estudiantil y juvenil y de nuestra Organización, recalcó en diálogo con la ACN.

Entre los escenarios casi «naturales» para el foro, mencionó la Universidad de La Habana -sede principal de las sesiones de aquel Congreso y donde, de hecho, nació la OCLAE-, la Casa de las Américas, el Memorial José Martí, la Casa del ALBA Cultural y el Museo de la Revolución.

Se avecinan jornadas de inmenso regocijo, reafirmación, homenaje y recuento de la historia de una organización indisolublemente ligada a la vida de este continente, destacó Villuendas Ortega, recién egresada del Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raúl Roa García, con Título de Oro, como la más integral de su promoción, y que preside la OCLAE en nombre de la Federación Estudiantil Universitaria de Cuba.

Serán días, también, para soñar juntos los próximos -por qué no- 50 agostos de nuestra Organización, y pensar muy en serio qué hacer, desde el movimiento estudiantil, por ese futuro, ahora mismo, para ayudar a frenar y revertir esa ola reaccionaria, que amenaza destruir conquistas invaluables de los pueblos al sur del Río Bravo, expresó.

Grandes son los desafíos. Así ha sido siempre y, como siempre, el estudiantado no fallará. ¿Quién puede dudarlo? Para aunar, movilizar y luchar fue parida la OCLAE hace medio siglo, y no hubo ni hay ni habrá pelea justa en la que no logremos verla, justo ahí, en la vanguardia.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


6 − cuatro =