Las Tunas, Cuba. Sábado 26 de Mayo de 2018
Home > Salud > Nacer para el futuro

Nacer para el futuro

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Nacer para el futuroLas Tunas.- Elvira solo tiene 31 años y ahora espera un bebé que aún no se deja ver el sexo ante exámenes de ultrasonografía, pero ella lo ama y espera que llegue con salud como sus otros cuatro hijos.

A los 18 años comenzó la aventura de su maternidad y siempre supo que quería una familia grande para cuidarla con esmero y mucho amor.

Ahora espera tranquila su bebé, internada en el Hogar Materno Herminia Betancourt, de esta ciudad, porque sabe que ahí está segura y en casa su esposo e hijas mayores garantizan la atención a los hermanos menores, el orden y la disciplina del hogar.

Mi familia me apoya mucho, mi esposo sobre todo, que es quien trabaja, dice Elvira, y añade que él se levanta, les hace el desayuno a las niñas, se lleva el más pequeño para el trabajo, y al mediodía regresa a casa a prepararles el almuerzo. La mayor tiene catorce años, y la que le sigue doce, acota Elvira.

Nacer para el futuro

Elvira está al cuidado de especialistas en el Hogar Materno Herminia Betancourt. (Foto de la autora)

«Es algo muy bonito, aunque muchas personas creen que no, porque con uno no tienen paciencia, pero yo puedo decir que tengo el don de la paciencia para los míos y los que van a jugar con ellos a la casa.

«Aún es y cada vez que veo un roponcito chiquito enseguida me pongo contenta. Al principio se me hacía muy difícil, pero para no dejárselo a otras personas decidí dedicarme a ellos y no perderme ese momento».

«Hasta ahora ninguno ha salido mal en la escuela, tienen buenas notas. A la mayor siempre le digo que escoja una carrera; dice que va a ser rehabilitadora física, y la que le sigue quiere ser médico. Yo le digo que escojan la carrera que les guste, no les impongo nada. Siempre les aconsejo que anden por buen camino».

¿Cómo te las arreglas para la convivencia?

«En mi casa todos nos apoyamos. Las niñas mayores ayudan mucho en los quehaceres. Nosotros nos planificamos, priorizamos lo que necesitamos para vivir, y es verdad que no es fácil, pero siempre se puede.

«Hasta el pequeño de la casa ayuda a recoger lo que riega, y ya a las diez de la mañana tengo todo hecho, que me da tiempo hasta para sentarme a jugar con él.

«Pero sí sugiero que la mujer conciba cuando esté preparada, que aprovechen la vida, porque un bebé te cambia la existencia y no duden en hacer una familia grande».

Esta joven peculiar de la provincia de Las Tunas asegura que no se arrepiente de tener cuatro hijos y uno en camino, porque ahora ellos la cuidan a ella.

Cuba es un país envejecido y de hecho en el territorio el 18,3 por ciento de la población tiene más de 60 años. Al cierre de julio se reportaron en la provincia más de tres mil nacimientos, pero 254 menos que en igual etapa del año anterior.

La mujer cubana está llamada a concebir, pero en las edades adecuadas de la vida.

Nacer para el futuro

Elia Marina Brito Hidalgo, responsable del componente educativo dentro del Programa de Atención Materno Infantil. (Foto de la autora)

Elia Marina Brito Hidalgo, la responsable del componente educativo dentro del Programa de Atención Materno Infantil, insistió que tanto las mujeres como los hombres deben prepararse para lograr embarazos e hijos saludables.

Hoy en la sociedad cubana enfrentamos un problema, féminas en edad adolescente asumen la maternidad y no están preparadas psicológica, económica, ni biológicamente, y un bebé les cambia la vida.

Es cierto que los adolescentes y jóvenes de esta generación son más rebeldes para conducir, dijo Elia, pero exhortó a la familia a no dejarlos a libre albedrío y buscar ayuda para orientarlos bien.

Que en Cuba llamemos a la mujer a concebir más hijos no significa que incitemos a las adolescentes a embarazarse, porque la edad ideal para empezar la gestación es desde los 20 o 24 años, cuando la pareja tiene un sólido proyecto de vida, enfatizó Elia.

La mujer cubana de estos tiempos no suele tener más de dos hijos y eso coadyuva a que se reduzca la familia; por eso se le propician otras condiciones para encaminar a sus hijos.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Darletis Leyva González

Periodista, graduada de la Universidad de Oriente. Se desempeña como reportera con excelentes resultados en su gestión diaria. Es aguda en sus trabajos de opinión. Una de sus características es contar historias de vida en la que el factor humano está siempre presente. Atiende los temas de salud, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de cuba, premiada en varios concursos. @DarletisLG

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− 1 = siete