Las Tunas

Orgullo de dos delegados del Poder Popular en Las Tunas

Por Leidys María Labrador Herrera

Orgullo de dos delegados del Poder Popular en Las TunasLas Tunas.- Con solo 19 años, una ta­rea titánica cayó sobre los hombros de Nilson Reynaldo Cruz, al convertirse en el delegado más joven de la primera Asamblea Municipal del Poder Popular en la localidad de Puerto Padre, al norte de Las Tunas.

No imaginaba en aquel entonces que 40 años después, aún seguiría al frente del pueblo que lo eligió, convirtiéndose en maestro para las generaciones posteriores.

«Yo no tenía ninguna experiencia en el trabajo político, pero me di a la tarea de trabajar sin descanso, porque la labor con el pueblo es muy linda, mucho más cuando lo que se defiende son las conquistas sociales de una Revolución como la nuestra. Nunca pensé perdurar más de un mandato, pero bueno, las vivencias diarias me demostraron que un delegado no se hace en dos años y medio. La clave está en sentir los problemas del pueblo como si fueran de uno mismo».

Su experiencia es muy similar a la de Eu­sebio Enrique Oramas, quien ha representado a su comunidad desde aquel primer mandato en el municipio de Colombia, y que aún conserva claro el recuerdo de lo que fueron sus inicios.

«En aquellos primeros tiempos el entusiasmo de las personas y su apego a la Revo­lución dieron lugar al nacimiento del Poder Popular con vigor y con el apoyo incondicional del pueblo. Eso nos permitió enfrentar las tareas más complejas y llegar hasta donde estamos hoy, porque la carta de triunfo ante cada tarea siempre fue la unidad».

Orgullo de dos delegados del Poder Popular en Las Tunas
Nilson Reynaldo Cruz. (Foto de la autora)

En este 2016, cuando uno de los sistemas más democráticos e inclusivos del mundo está a punto de celebrar 40 años, el testimonio de estos fundadores es la historia viva de lo que ha significado el Poder Popular para la Revolución Cubana.

DE LA MANO DE CADA MOMENTO HISTÓRICO
Edificar la democracia participativa sustentada en una estructura que nace desde los barrios, desde la cercanía más estrecha con la gente, no ha sido tarea fácil. El camino recorrido ha implicado esfuerzos y dedicación sin límites, hasta perfeccionar una labor política, de defensa del Estado y la legalidad socialista. Las palabras de Nilson son una muestra de ello.

«Al principio los delegados cumplíamos funciones que no estaban acordes con nuestro verdadero encargo social. A veces hasta nos tomábamos atribuciones administrativas. Llegábamos a un lugar y le decíamos al administrador, usted no puede continuar porque está cometiendo indisciplinas graves. Eso tal vez ahora sea difícil de entender, pero en los años setenta, nuestro país no tenía el de­sarrollo y la preparación que tiene hoy».

Momentos coyunturales de la historia re­vo­lucionaria han vivido estos hombres como líderes comunitarios. El periodo espe­cial, por ejemplo, fue para Eusebio uno de los más fuertes en su labor de delegado.

«No era cosa fácil ser delegado en ese entonces, pero al mismo tiempo uno sentía la satisfacción de estar al lado del pueblo, de recibir su confianza, porque mientras mayores eran las necesidades, más se apegaba la gente a su sistema social. Vimos al pueblo resistir, apelar a todas sus capacidades. En esa época se comió de todo, algunos iban descalzos a picar caña, pero con un espíritu de sacrifico realmente admirable que fue lo que nos permitió superar esa época. En esos años el Poder Popular sirvió para esclarecerle a la gente que íbamos a vencer, que debían brillar los valores. Y cumplimos la palabra empeñada».

El perfeccionamiento en el trabajo del Poder Popular ha permitido un realce cada vez mayor de la labor del delegado, al mismo tiempo que se pondera el protagonismo del pueblo. Desde la experiencia del fundador puertopadrense, esa evolución es notable.

«Hemos llegado a un punto donde el pueblo se involucra cada vez más en la solución de sus problemas y existe un mayor apoyo al delegado. Ha crecido la participación de to­dos los sectores, de los organismos, en el perfeccionamiento de nuestro trabajo, porque de ahí proviene la fuerza de nuestro sistema social. Poder Popular es Revolución, es socialismo».

Orgullo de dos delegados del Poder Popular en Las Tunas
Eusebio Enrique Oramas. (Foto de la autora)

Eusebio Enrique Oramas también ha sentido esos cambios en su labor diaria.

«“Hoy podemos hablar de muchos logros, sobre todo en los barrios, donde el trabajo comunitario integrado, con el delegado al fren­te, ha permitido fortalecer la educación, la cultura y la participación popular. Gozamos además de un acompañamiento que nos permite ganar en credibilidad y confianza por parte de los electores».

40 Y 90
El Poder Popular llega a su aniversario 40 justo en el año en que el líder de la Revolu­ción, Fidel Castro, celebra 90 calendarios, distinguidos por una entrega sin límites a su pueblo. Ese ejemplo imperecedero constituye una guía ineludible, incluso para experimentados revolucionarios como Nilson Reynaldo Cruz.

«Ser delegado es sentir como siente el pueblo, convertirse en su voz, en su representante, y quien mejor logró materializar esa actitud fue el Comandante en Jefe. Yo fui educado bajo principios revolucionarios y fidelistas, por eso el haber servido 40 años a mi pueblo me hace sentir que le he sido fiel a nuestro líder. Podrán pasar mil años, y Fidel seguirá viviendo, porque su obra es imperecedera, como lo es y será siempre, el legado del Poder Popular».

Con muchas energías y voluntad para seguir construyendo el socialismo, también Eusebio Enrique Oramas ve en Fidel a un paradigma.

«El Poder Popular le debe mucho a Fidel, su guía indiscutible. El Comandante nos enseñó a escuchar siempre al pueblo, a darle las respuestas oportunas. Por eso este aniversario 40 es también un homenaje a él, al ser humano que ha encarnado siempre los valores y principios sin los cuales no se concibe la labor de un delegado».

/ydv/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Proyecto comunitario 16 de octubre, la vida de Migdalia Igarza

Claudia Pérez Navarro

Criadora de cabras de Las Tunas a Congreso Internacional

Roger Aguilera

Se moderniza la banca en Las Tunas a 58 años de su nacionalización

Ordey Díaz Escalona

Enviar Comentario


3 × = veinte cuatro