Las Tunas, Cuba. Lunes 28 de Mayo de 2018
Home > Salud > Savia de vida

Savia de vida

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Savia de vida

(Madres tuneras lactando. /Fotos de la autora)

Las Tunas. En sus rostros se dibuja una ternura inigualable; la naturaleza les dio el don de concebir y ahora estrechan entre sus brazos el motivo de sus desvelos.

Saben que de su cuerpo brota una savia que les garantizará la sonrisa e incluso quienes tienen la dicha de la abundancia aportan más para ver volver a la vida a los pequeños en peligro de partir.

Yanelis Pérez Torres sostiene a su segundo bebé en los brazos y asegura que la lactancia debe ser exclusiva durante los primeros seis meses porque se convierte en la primera inyección que recibe el niño y logra inmunizarlo.

Marilín Leyva Ricardo también tiene su segundo bebé y dice que lactarlo es lo más lindo que existe, mientras se conmueve y no sabe cómo explicar lo que siente cuando él está en sus brazos.

Siaris Rodríguez es primeriza y precisa que se siente cómoda cuando carga a la niña. Es un momento entre ella y yo muy especial, no tengo con que compararlo, acota la materna, y comenta que siente que la necesita para crecer sana. Para mí es lo más lindo del mundo, enfatiza Siaris.

Savia de vida

(Doctora Tamara Pérez Vázquez, especialista de primer grado en neonatología y jefa del Banco de Leche Humana del Hospital Provincial de LasTunas.)

La doctora Tamara Pérez Vázquez, especialista de primer grado en neonatología y la jefa del Banco de Leche Humana
del Hospital Provincial de LasTunas, precisó que en la instalación orientan a las madres sobre la importancia de mantener la lactancia exclusiva los seis primeros meses del bebé y luego complementada hasta dos años o más.

«Con la creación de los bancos logramos realizarle un control de la calidad a la leche. Primero las madres acuden a la sala de ordeño en el propio hospital, el pomo con su leche se identifica con un número y previo se evalúa su estado de salud para saber si puede utilizarse su leche en otros niños. Luego la leche recibe un proceso de pasteurización; la llevamos a altos grados de temperatura y después se le realiza un control microbiológico para conocer la calidad.

«Además se miden las calorías de la leche y en el hospital existe las 24 horas del día un personal acto para orientar a las madres con dificultades para lactar, con el objetivo de que no abandonen esta práctica, que es preocupante porque hay una tendencia a suplantar la leche materna por otros tipos o a dar agua.

«Debemos resaltar que tenemos madres donadoras en las comunidades y nos apoyamos en el médico de la familia para conocer qué maternas tienen condiciones para unirse al programa».

Pérez Vázquez recomendó mantenerle una vida sana y nutrición saludable a las maternas, mientras sugirió poner al bebé a libre demanda en el pecho y siempre que llore.

Eyelaine Cisneros Velázquez ha dedicado 29 años de su vida a fungir como enfermera neonatóloga y ejerce su profesión con esmero porque la escogió por vocación y disfruta ayudar, tanto a las maternas adolescentes como a las llamadas añosas.

«Pongo todo mi empeño porque no hay nada más valioso que un niño. Les doy toda mi ayuda, protección y confianza. Es un acto de mucho amor, voluntad y entrega para que nuestros niños salgan hacia delante y tengan un buen desarrollo.

«Me siento muy realizada en este trabajo porque con mi labor le ofrezco ayuda a los pequeños que necesitan esa leche y agradezco mucho a las madres donadoras».

Del seno de una mujer brota una fuente de vida porque la leche materna es un producto natural que ofrece al bebé la nutrición que necesita para crecer saludable pues contiene cantidades apropiadas de carbohidratos, proteínas, grasa y suministra las enzimas digestivas, minerales, vitaminas y hormonas requeridas por la niñez.

La leche materna contiene también anticuerpos provenientes de la madre que pueden ayudarlo a resistir infecciones.

Primada con el alimento de vida…

Daylén Ortiz Pérez es a simple vista una joven común, pero detrás de su contextura delgada y a sus 20 años está una mujer nacida con una naturaleza especial.

Ella es la mayor donadora de leche materna de Las Tunas y ahora disfruta de los nueve saludables meses de su pequeña Lorena; además, con la satisfacción de que otros niños se benefician con su aporte.

«Le doy gracias a Dios porque soy privilegiada con esto. Tuve que reingresar a los veinte días de haber sido cesareada por retención de la leche y en la sala de ordeño del hospital me enseñaron cómo ordeñarme y el valor de este producto humano.

«Ya no dono tanta leche, pero antes eran dos litros diarios, a parte de la que se tomaba Lorena, y nunca pensé que pudiera aportar tanto. No he sido una persona de mucho comer, ni tampoco tomé líquido para que bajara la leche, así que es algo propio de mí.

«Me siento muy alegre y satisfecha por haber podido ayudar a tantos niños, que yo sé que lo necesitaron».

Esta joven tunera de voz calmada llamó a las maternas a mantener la lactancia como alimento esencial porque es una leche sana y completa que viene de la sabiduría de la naturaleza.

Lactar es amar reza una frase muy conocida y en su concepto se encierra el valor de un alimento que nace del seno materno como savia de vida.

/dlg/DCG/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Darletis Leyva González

Periodista, graduada de la Universidad de Oriente. Se desempeña como reportera con excelentes resultados en su gestión diaria. Es aguda en sus trabajos de opinión. Una de sus características es contar historias de vida en la que el factor humano está siempre presente. Atiende los temas de salud, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de cuba, premiada en varios concursos. @DarletisLG

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 − = ocho