Las Tunas, Cuba. Domingo 17 de Junio de 2018
Home > Las Tunas > Arena, sol y mar, con responsabilidad

Arena, sol y mar, con responsabilidad

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Leydis María Labrador Herrera
Periódico Granma

Arena, sol y mar, con responsabilidad

El área de baño se encuentra hoy limpia y en excelentes condiciones para el disfrute del pueblo. (Fotos de la autora)

Jesús Menéndez (Las Tunas).- Los me­ses de verano tienen en las playas un paliativo insustituible para el calor y un espacio preferido por muchos para compartir en familia. Razones suficientes para que los esfuerzos se dirijan a poner a disposición del público variadas ofertas y un ambiente limpio y agradable.

Esa realidad se ha materializado en la playa La Herradura, del municipio Jesús Menéndez en el balcón del oriente, que a pesar de ser de las más pequeñas del territorio recibe cada día a cientos de visitantes. No obstante, el disfrute no es el único objetivo, también la salvaguarda de ese ecosistema es una preocupación permanente.

ESFUERZOS PARA SUPLIR EXPECTATIVAS

Quienes deciden pasar un día de sol y arena, buscan también ofertas gastronómicas y recreativas que enriquezcan la estancia. Por esa razón se ha ordenado la presencia en el área de trabajadores por cuenta propia, profesores de recreación y un abastecimiento estable a las unidades del sector estatal.

Al respecto, Carlos Reyes Rodríguez, jefe del puesto de dirección del verano en la playa, explicó a Granma que en La Herradura laboran en este momento 33 cuentapropistas permanentes y 49 con un permiso especial para trabajar durante los meses de verano. Así mismo, añadió, tenemos un área atendida por los profesores del Inder, desde donde se brindan al público actividades deportivas e implementos para la práctica.

La venta de comestibles constituye una prioridad dentro de la playa, por la demanda constante, sobre todo de productos del mar y de otros alimentos ligeros.

Máximo González Almaguer, dueño de la cafetería Dos Hermanos, asegura que para este periodo del año es imprescindible la variedad de productos acorde con las expectativas de los clientes. Por otra parte, dijo, tratamos de proponer precios módicos que estén al alcance de la mayoría de la población.

Flor Santiesteban, administradora de la unidad gastronómica El Ranchón, explicó que lo fundamental es la calidad de las ofertas y la estabilidad de las mismas. Aunque la falta de hielo ha golpeado durante estos días tan calurosos la prestación de servicios, los trabajadores se esfuerzan para suplir las expectativas de quienes nos visitan, apuntó.

POR UNA PLAYA MÁS LIMPIA

Cuando cientos de personas confluyen en un espacio determinado, es innegable que ciertas indisciplinas afectan el entorno, por lo que las medidas para evitar que esa situación se vaya de las manos son imprescindibles.

Esa es la razón por la que en esta playa se han tomado precauciones que limiten la contaminación en todas sus expresiones y las afectaciones al medio ambiente. Un ejemplo de ello es la colocación de 25 cestos a lo largo del área de baño para impedir que se arroje basura en la duna. También se mantienen en la playa agentes del orden público e inspectores integrales y de salud pública.

Aspectos como la inocuidad de los alimentos, la obligada colocación de recipientes para los desechos en cada establecimiento estatal o privado, y el ordenamiento del parqueo de vehículos, son otras de las medidas a las que se les presta especial atención. No obstante, persisten situaciones que aún golpean el orden en el lugar.

Desde la opinión de Luis Ernesto Cuello Barrera, inspector integral, aunque se ha ganado en disciplina en materia de higiene, todavía debe crecer la conciencia de la población en este sentido. También, según explica, se han detectado construcciones ilegales en las cercanías de la playa.

Por su parte, el capitán Róger Pérez He­chavarría, jefe del sector policial del área, explica que no siempre los agentes pueden estar ubicados en la entrada de la playa. Eso implica que algunos conductores estacionen sus vehículos en la duna. «En esos casos se les aplica el decreto 261, artículo 1, inciso h, consistente en una multa, si el dueño o chofer no está presente en el momento en que se detecta esta indisciplina, se le retira la chapa al vehículo».

LOS PROBLEMAS AMBIENTALES

Arena, sol y mar, con responsabilidad

El vertimiento de desechos sólidos en el manglar y sus cercanías es un problema lamentable.

Si bien es cierto que la playa La Herradura muestra hoy una notable limpieza, existe un área que contrasta con ese logro. La­men­tablemente, en la zona no hay un espacio que funcione como vertedero, por lo que el manglar es utilizado con frecuencia para expulsar los desechos no solo por parte de la población, sino de los quioscos ubicados en las cercanías.

A pesar de la existencia de cestos, hay quienes de forma inescrupulosa vierten allí productos que no son biodegradables, y que pueden permanecer intactos durante décadas. Nailon, cartón y otros desechos se observan a simple vista, sin que exista un actuar contundente al respecto.

De acuerdo con Silverio Roberto Man­tecón Licea, jefe de la Unidad de Medio Am­biente de la Delegación Provincial del Mi­nisterio de Ciencia, Tecnología y Medio Am­biente (Citma), se han hecho importantes esfuerzos conjuntos para elevar la conciencia del pueblo, pero todavía el trabajo multisectorial es insuficiente en el enfrentamiento a las indisciplinas.

El vertimiento de basura es solo una de ellas, apuntó Mantecón Licea. La batalla contra los parqueos en las dunas de arena, e incluso las fogatas y el asado de cerdos ha sido muy compleja. «El Citma solo cuenta con cinco inspectores en la provincia, eso determina que hayamos creado alianzas con las tropas guardafronteras, el cuerpo de guardabosques, los inspectores integrales, la policía y los factores comunitarios».

Otra problemática que afecta cada año a la playa es la acumulación de arena en el es­tero, lo que impide la comunicación de este con el mar. Por ello, resulta necesario utilizar maquinaria pesada para efectuar un dragado, sin el cual moriría el manglar y se afectaría el equilibrio de ese ecosistema. Hace algunos meses en el desarrollo de dicha actividad, el buldócer utilizado quedó varado allí por algunos días.

Dicha situación preocupó al ciudadano de origen canadiense Benoit Rousel, quien frecuentemente visita esa zona costera. En su misiva a Granma presentó fotografías de lo sucedido en el área. Al respecto, también ofreció declaraciones el Jefe de la Unidad de Medio Ambiente de la Delegación Provincial del Citma.

«La utilización de estas maquinarias está permitida, pues de otra manera es imposible dragar el estero y los daños serían irreparables. No obstante, aunque el equipo quedó varado algunos días, no hubo derramamiento de combustible ni afectaciones serias a la duna. El estero se encuentra hoy en perfectas condiciones».

UN ASUNTO PARA REFLEXIONAR

La protección de las zonas costeras y por consiguiente de la biodiversidad que en ellas se desarrolla, es una preocupación constante para todos los que de una forma u otra tienen implicación en esa tarea.

Muchas han sido las acciones realizadas hasta el momento, que incluyen proyectos ambientales, eliminación de construcciones ubicadas en las dunas, audiencias con la po­blación de esas áreas, y aplicación de decretos leyes a quienes infringen lo establecido pa­ra la protección de los litorales. También la señalización dentro de las playas ha permitido elevar la información que se brinda al pueblo. Sin embargo, conformarse con lo logrado sería casi entregar las playas al deterioro total.

El ardiente sol del verano invita a visitar el mar, pero depende de las familias tuneras que ese día de estancia, donde el disfrute es el principal objetivo, no deje daños irreparables que el mar con sus aguas, no podrá borrar de la arena.

/ydv/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Un comentario

  1. Gulner Rafael Rodríguez Cartaya

    !Felicidades Leydis por tus comentarios en el presente artículo! La conciencia de los seres humanos es el producto fundamental de que todo marche como la naturaleza nos brinda, llena de bellezas incomparables y destruidas con el paso del tiempo, claro está que la mano del hombre es la principal fuente de la contaminación y en un país como el nuestro se nota con mayor frecuencia ya que no contamos con esas inmensas fábricas que desechan los materiales hacia las principales fuentes de las cuales nos nutrimos. Te exhorto a que continúes escribiendo y denunciando lo mal hecho, para que nuestras futuras generaciones se vayan creando conciencia del cuidado de todo lo que se nos brinda y además espero que algún día se tomen las medidas necesarias para castigar con severidad a los principales responsables del mal que producen al entorno.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


nueve + = 13