Las Tunas, Cuba. Martes 21 de Agosto de 2018
Home > Especiales > Historia > Alfredo López: Artífice de la unidad del movimiento obrero cubano

Alfredo López: Artífice de la unidad del movimiento obrero cubano

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

alfredo-lopezJorge Pérez Cruz

El 20 de julio de 1926 fuerzas represivas de la dictadura de Gerardo Machado, el «Asno con garras», asesinaron al joven dirigente sindical  Alfredo López Arencibia, pero no pudieron sepultar sus ideas, que hoy sustentan la voluntad unitaria del pueblo cubano.

Alfredo nació el 2 de agosto de  1894 en Sagua La Grande, y de muy temprana edad inicia como trabajador en un taller tipográfico de esa misma región.

Luego establece residencia en la ciudad de La Habana y continúa vinculado al mismo oficio en la imprenta La Mercantil, donde conoce y se vincula con la lucha de los obreros por mejorar las condiciones de trabajo.

En esa etapa se acerca, también, a las ideas de su progenitor, Alfredo López de Cosío, anarquista asturiano radicado en Cuba, y a los 19 años contaba entre los fundadores y dirigentes de la Asociación de Tipógrafos.

Sobresale por sus esfuerzos en aras de  la unidad del movimiento obrero cubano   en sus luchas por la reivindicación de sus derechos. Lo proclama y dedica muchas de sus energías  a la organización del trabajo sindical.

El joven Alfredo López desempeña un rol esencial en la fundación de la Federación Obrera de La Habana y, más tarde, de la Confederación Nacional de Cuba, organizaciones que van cristalizando  la unidad de todos los sectores laborales de la sociedad cubana de entonces.

Tuvo una vida intensa  y su presencia fue habitual en huelgas y otras manifestaciones de desacuerdo con los desmanes de la burguesía nacional y a favor de la reivindicación de los derechos de los trabajadores, a quienes condujo sabia y valerosamente por los senderos de la unidad.

En 1922 crea la Escuela Moderna, para la superación de los trabajadores y suma  esfuerzos con el líder estudiantil Julio Antonio Mella, quien le llamaba «maestro del proletariado cubano».

Al funcionamiento de la Universidad Popular José Martí, fundada por Mella, contribuye prestando locales en la Sociedad de Torcedores y otras sedes sindicales.

Por su intensa actividad revolucionaria fue víctima de numerosas amenazas, incluso de muerte por los testaferros de la tiranía machadista y por altos funcionarios del gobierno, pero no se deja intimidar.

Y cuentan que  en la noche del 20 de julio de 1926, le vieron por última vez caminar por la habanera calle Gloria rumbo a Zulueta, mientras marchaba de su casa hacia el Centro Obrero; y,  que en la esquina de Economía le arrinconaron varios policías vestidos de civil. A bastonazos lo dejaron inconsciente y se lo llevaron en un auto.

Luego no se supo más de él. Alfredo López, conocido líder sindical y secretario general de la Federación Obrera de La Habana, había desaparecido, pero sus ideas continúan hasta hoy sedimentado la unidad del pueblo cubano en torno a la Revolución y el socialismo.

/dcg/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


dos − = 1