Lecturas

El ajiaco cubanísimo de Fernando Ortiz

«La cubanidad es condición del alma, es complejo de sentimientos, ideas y actitudes», la frase de Fernando Ortiz Fernández es consecuente con la realidad del hombre de mucho mundo, quien comenzó y terminó su vida en el suelo amado de su querida Isla.

El tercer descubridor de Cuba nace el 16 de julio de 1881, en la céntrica calle de San Rafael, en plena Habana. Con solo dos años es separado de su Patria y pasa gran parte de la vida en el viejo continente, pero nadie como él defendió tanto la identidad de pueblo que lo vio nacer.

Se destaca como antropólogo, jurista, arqueólogo, lingüista, criminólogo, folklorista, etnólogo, historiador, musicólogo, economista, geógrafo y periodista. Hace aportes en tantas ciencias que hasta perece increíble.

Tan bastos y variados conocimientos, confluyen en un solo ser. No resulta extraño entonces que se considere uno de los intelectuales cubanos más destacados del siglo XX.

Ortiz es también de los pensadores que alza la voz contra el régimen de Gerardo Machado, lo cual le provoca el exilio. Es digno Representante a la Cámara por voluntad popular, diplomático de Cuba en Europa, con dos Doctorados en Leyes por las universidades de La Habana y Madrid, entre disímiles atributos difíciles de alcanzar en una sola existencia.

A  Ortiz se le deben profundas investigaciones sobre la presencia de África en el Caribe, estudia las raíces histórico-culturales afrocubanas y desnuda la esencia de la identidad con el concepto de transculturación para Cuba y el mundo.

Pero quizás, el más popular de sus legados es la frase «Cuba es un ajiaco» referencia al caldo cubanísimo que nos acompaña en los momentos festivos.

Ajiaco es también, la palabra resultante de esa mezcla de idiomas y dialectos tras la colonización. Es la síntesis de la formación histórica de la nacionalidad cubana, esa apropiación de lo que es Patria y defienden miles de personas de la Isla en muchas partes del mundo.

/dcg/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Camilo, ¿solo sonrisa y sombrero?

Adialim López Morales

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


− 6 = uno