Lecturas

Marcada por el VIH

Marcada por el VIHLas Tunas.- Su rostro dibuja a una mujer bella, y lo ilumina la sonrisa sincera, sencilla y jovial que regala con tan solo saludarla. Tiene poco más de 20 años y hasta el mitológico ruiseñor se detendría a escucharla porque su talento cautiva.

En sus triunfos está la fortaleza que le nace del amor por su pequeño, y la música le ofrece un futuro; pero ella teme, vacila y se queda al margen. Ya nada es igual, ni siquiera el ímpetu. Ahora sabe de limitaciones, riesgos y aunque tiene deseos de volar es como si le hubiesen cortado las alas.

Vive con VIH y la vida se le boicoteo cuando llegó la noticia. Nada pudiera descubrir que tras su rostro hermoso y sus virtudes habita una enfermedad que a cualquiera le puede cambiar la existencia por un instante de lujuria sin responsabilidad.

Pero quiere vivir su edad, a veces hasta ha sido irresponsable, y la sorprende la posibilidad de volver a concebir; mas renuncia, aunque sabe que en Cuba existen métodos para evitar que nazca contagiado el bebé.

Conoce la cara de los recelos, cuestionamientos, y a veces hasta sabe de desprecios porque muchos no comprenden cómo una mujer tan joven y bella se expuso al punto de lacerar para siempre su salud y su vida. Sin embargo, solo necesita apoyo, aceptación y ayuda.

Entonces la abraza el miedo, porque quiere ver a su hijo crecer y formarse; ama, sueña, aspira a triunfar con su talento, quiere descubrir ese horizonte que se perfila ante su capacidad de brillar, pero sabe que necesita tiempo, salud, vida, y anhela la noticia de una cura para su enfermedad.

Jamás pudo suponer que detrás de su amor desenfrenado por aquel hombre, encontraría una nueva forma de vivir. Quizás pensó como muchos que a ella no le iba a tocar el VIH.

Pero cada año son más las personas que se infestan y en territorios como Colombia, Jobabo y Las Tunas, en esta provincia cubana, la incidencia de la infección de transmisión sexual preocupa.

Ahora desanda las calles, con su juventud hermosa y destellante, encantando con su voz. Todavía son tan cortos sus años que ojalá su salud resista y siempre tenga buenos tiempos para seguir triunfando.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

 

Artículos relacionados

El piropo, ¿bueno o malo?

Yanely González Céspedes

Camilo, ¿solo sonrisa y sombrero?

Adialim López Morales

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21