Las Tunas, Cuba. Miércoles 15 de Agosto de 2018
Home > Especiales > Lecturas > Fuente de vida

Fuente de vida

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Naturaleza, fuente de vidaLas Tunas.- Desde los inicios de la raza humana el hombre vivió en armonía con la naturaleza, encontró en ella protección, sustento y paz espiritual, un hogar para vivir a plenitud en un entorno puro y natural.

Estaba ligado a la madre natura y esta relación le daba significado a su vida.

Las montañas, las nubes y cascadas eran contempladas como maravillas, en su esencia, el árbol tenía un sentido divino para ellos: representaba una vida inagotable, el corazón de los bosques inmortales que se perpetuaban a través de los siglos, y eran fuente interminable de recursos para la humanidad.

La modernidad llegó y el pretexto de ser civilizados nos permitió obviar la sagrada unión.

El hombre contemporáneo perdió la capacidad de encantarse, hoy predomina la razón que justifica talas indiscriminadas por alzar rascacielos, entre el desarrollo y las tecnologías, ha olvidado dedicar un minuto a mirar su alrededor, redescubrir el lazo indisoluble que lo ata al entorno y recordar que solo es parte de un ecosistema mayor.

Mientras esto sucede los pulmones de la Tierra, son podados en forma severa y hasta cortados impunemente porque impiden el desarrollo de novedosas infraestructuras, despreciando su importancia para la vida de nuestro planeta, como los principales encargados de purificar el ambiente al oxigenar el aire, de mejorar sectores erosionados, humedecer el entorno, producir alimentos y múltiples recursos, además de ser el hogar de diversas especies.

Hoy se antoja como la excusa perfecta para reflexionar, porque es deber de todos educar a las nuevas generaciones, predicar con el ejemplo y tener una conducta más respetuosa con nuestro entorno.

No existen logros reales si solo los gobiernos generan políticas de desarrollo sustentable, el cambio efectivo está en cada uno de los pobladores de nuestra gran casa verde y será determinante cuando aprendamos a valorar la importancia de los bosques más allá de los beneficios económicos, y recordemos que son esenciales para la salud del hombre, símbolos innegables de espiritualidad que nos permite convivir en equilibrio perfecto con la naturaleza.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Sheyla Arteaga Rodriguez

Periodista. Graduada de la Universidad de Camagüey. Se desempeña como reportera para los temas de la cultura de Radio Victoria/Tiempo21. También forma parte del equipo de trabajo del programa de participaciòn ciudadana Latir del pueblo. Apasionada a los temas del deporte. Amante del Real Madrid para ella, Cristiano Ronaldo es el mejor del mundo. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @sheylacr7

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


2 − uno =