Las Tunas, Cuba. Miércoles 15 de Agosto de 2018
Home > Opinión > ¿Qué celebran los estadounidenses el Día de la población?

¿Qué celebran los estadounidenses el Día de la población?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Este 11 de julio los estadounidenses conmemoran el Día de la población mundial con serias dudas acerca de la seguridad con que salen sus hijos a las calles, sobre todo si son negros.

La situación ha cobrado tintes de tragedia en la última semana al producirse el enfrentamiento, en ciudades diferentes, de la policía con dos hombres negros que resultaron muertos a tiros sin posibilidad de defenderse. Ambos crímenes evidencian un sentimiento de racismo marcado y violan el más elemental derecho humano.

Alton Sterling, de 37 años, fue ultimado por policías en el estacionamiento de un comercio en la ciudad de Baton Rouge, Luisiana.

Otro ciudadano afroamericano, Philando Castile, de 32 años, fue víctima de un policía que le detuvo por una infracción de tránsito y luego le disparó dentro del auto estacionadocerca de St. Paul, Minnesota. Castile viajaba junto a su novia y la hija de esta, una niña de cuatro años.

Las muertes de Sterling y Castile fueron filmadas por testigos y los videos muestran que no representaban ningún peligro para los agentes que los abordaron.

¿Por qué entonces tanta violencia, o mejor aún, por qué tanto odio acumulado?

Duele pensar en cuántas vidas truncadas, en las madres que hoy lloran la muerte de un hijo víctima de la violencia y el odio racial. Dos familias visten luto hoy porque los policías en Estados Unidos se sienten autorizados a utilizar armas de fuego para someter a un presunto delincuente.

Pero, la realidad indica que se trata de la historia de nunca acabar y serán muchos más los muertos ocasionados en sucesos de este tipo, pues la venganza parece instalarse en el escenario de asesinatos que, por demás, quedan impunes.

De hecho, la muerte en Dallas, Texas, de cinco agentes encargados de controlar una de las manifestaciones de protesta contra el uso excesivo de la fuerza por la policía, evidencia que la violencia solo engendra más violencia.

Micah Johnson, de 25 años, reservista negro del Ejército de Estados Unidos que sirvió en Afganistán, ejecutó el ataque durante el cual, aparte de las víctimas mortales, otras nueve personas resultaron heridas, mientras el francotirador fue arrinconado en un aparcamiento y finalmente cayó abatido por la explosión de una bomba.

Cuando se revisan los hechos, salta a la vista que las secuelas por la muerte de Michael Brown -el adolescente negro desarmado, muerto en 2014 a consecuencia de los disparos de agentes del ordenen Ferguson, Missouri- salen a la luz ante cualquier incidente con rasgos de enfrentamiento racial.

Hasta el momento, el presidente Barak Obama ha manifestado su pesar por las muertes que en los últimos años han enlutado a la población estadounidense; pero, poco ha podido hacer en realidad, y ahora las víctimas las pusieron los propios agentes.

Obama, se mostró «horrorizado» por la «tremenda tragedia» de Dallas y apuntó: «cuando la gente va armada con armas poderosas, por desgracia, este tipo de ataque se vuelve más mortífero y más trágico. En los próximos días, también tendremos que considerar esa realidad».

El presidente abogó por una reforma de la policía y en ese sentido defendió las propuestas de reformas presentadas el año pasado por la Casa Blanca afirmando que «ya es hora de aplicarlas».

De momento, los hechos ya no pueden revertirse; sin embargo, este 11 de julio debe ser el incentivo para que el Congreso de Estados Unidos apruebe una legislación para controlar el uso de armas de fuego, su tráfico y a la vez la tenencia de esos artefactos en manos de la población.

La cifra de asesinatos se incrementa considerablemente si se toman en cuenta las víctimas de ataques en universidades y escuelas, o de accidentes fortuitos cuando un menor tomó el arma de su padre para jugar. Pero, lo peor está por venir, nadie sabe cuántas personas ahora mismo están pensando en hacer justicia con sus propias manos.

Aunque este Día de la población está dedicado a las adolescentes, la fecha es oportuna para reflexionar sobre el odio racial y la violencia presentes en Estados Unidos, los mismos que han cobrado vidas de jóvenes en las calles o en centros educacionales, donde se supone debieran haber estado seguros.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Rosa María García Vargas

Periodista. Graduada de Letras en la Universidad de Oriente. Se desarrolló como especialista del Grupo Metodológico del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Directora del noticiero Impacto de Radio Victoria por varios años. Se desempeña como redactora de los Servicios Informativos de esta emisora. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @RosaMaraGarca

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


tres + 3 =