Lecturas

Un caballero andante para Las Tunas

Un caballero andante para Las TunasSi decimos Alberto Álvarez Jaramillo quizás no sepa a quién nos referimos, pero seguro conoce al Comandante, ese quijotesco personaje que adorna las calles tuneras con su andar pausado.

En la figura se adivinan méritos y contradicciones de una locura apacible, que acaricia glorias pasadas en el uniforme verde olivo desgastado y la boina que no oculta las muchas canas.

Delgado como caballero andante delata cierta soledad, misterio que hace cómplices a quienes comprenden su locura y palidecen ante el miedo de una ausencia quizás cercana.

Los bolsillos guardan parte de su esencia, papeles desgastados y algún que otro artilugio cómplice del tiempo y la curiosidad del transeúnte.

El Comandante de Las Tunas es uno de esos personajes que guarda el tiempo, una historia de guerrillas, disparos y galones bajo la certeza del compromiso con una causa más grande que sí mismo.

Por eso no descansa en la confirmación de ser uno más, pero sombra única que también acaricia leyenda y misterio en esta tierra cubana.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Camilo, ¿solo sonrisa y sombrero?

Adialim López Morales

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


7 × = sesenta tres