Las Tunas, Cuba. Domingo 27 de Mayo de 2018
Home > Especiales > Gente > Pasión por la tierra y deseo de producir alimentos

Pasión por la tierra y deseo de producir alimentos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Foto de  la autora.

Foto de la autora.

Las Tunas.- Rafael Antonio García Ramayo es un joven sencillo, que a simple vista no aparenta lo que es en la Cooperativa de Producción Agropecuaria Calixto Sarduy, de la comunidad rural de Becerra, en la provincia de Las Tunas.

A esa entidad regresó hace tres años, cuando sus manos exhibían con orgullo un título de Ingeniero Agrónomo, el mismo que se prometió cuando, de niño, desandaba las áreas de dicha forma productora.

Actualmente atiende la actividad de Sanidad Vegetal y camina por los sitios que lo vieron pasar hace muchos años.

¿De dónde salió la voluntad de vincularse con la tierra y la producción de alimentos?

«Soy nativo de Becerra y desde que tengo uso y razón resido aquí. Además, mi familia es campesina. Tenemos tierras particulares y durante mi niñez veía a mi abuelo trabajando la tierra y ordeñando vacas. Eso siempre me encantó».

¿Qué actividad le llamaba más la atención?

«Me gustaba todo lo que se hace en la actividad agropecuaria. Pero, me fascinaba roturar la tierra. Recuerdo que apenas podía con el arado y ahí estaba abuelo preparando una parcela que atendía yo mismo. Cuando él terminaba yo la sembraba, la desyerbaba y hasta la regaba. También le debo mucho a mi madre. Para ellos dos va todo mi agradecimiento porque me motivaron en esta profesión».

¿Cuáles otros recuerdos vuelven a su mente, después de tantos años?

«Uno, como muchacho, hacía diferentes cosas. Siempre me gustaba estar detrás de los mayores preguntándoles sobre los animales y las siembras. También hacía cosas que me gustaban y que no me dejaban hacer. Me iba para el río o a comer mangos. Pero, permanecía mucho tiempo en la cooperativa. Hasta pasaba mi etapa de escuela al campo en el lugar».

¿Cómo llegó el cambio?

«Los años pasan, uno crece y se desarrolla, tiene que tomar decisiones… Y decidí por lo que siempre desee. Me fui a estudiar y falté de la casa aproximadamente nueve años porque pasé mi servicio social en la Cooperativa de Créditos y Servicios Omar Pérez Pérez. Retorné y me encuentro bien, en lo mío, en mi barrio, con la gente conocida y con mi familia».

¿Qué compromiso tiene para el futuro?

«Mi compromiso es algo más que moral, es inmenso e incluye a la Revolución Cubana porque se lo debo todo. Y haré todo lo que pueda por ella, aunque tenga que derramar mi sangre. Tengo una niña, de cuatro años, y quiero enseñarle el amor a la tierra, que todo lo que yo logre en el futuro ella pueda aprovecharlo. Y que siga mis ideales. Ejerzo como ingeniero agrónomo y no me arrepiento. Si tuviera que volver a escoger elegiría la misma profesión».

Dirigente del organismo de base de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños y dueño de otras responsabilidades, este joven sigue empeñado en producir alimentos. También se siente dispuesto a emprender más tareas y a seguir haciendo realidad sus aspiraciones de niño.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yenima Díaz Velázquez

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación. Fue jefa de Redacción y subdirectora del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Como reportera se destaca por su sensibilidad para las historias de vida a través de entrevistas. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ama por sobre todas las cosas a sus hijos Johana y Oscarito, le facsina el color verde y es amante de la naturaleza, la música. Para ella el amor abre cualquier puerta y la amistad es un puente para sustentar la vida. yenimadv@enet.cu Blog: http://www.soydelastunas.blogspot.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


tres × 8 =