Las Tunas, Cuba. Lunes 20 de Noviembre de 2017
Home > Historia del Deporte en Las Tunas > Máxima calidad en béisbol rural

Máxima calidad en béisbol rural

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Las Tunas.- Mientras más se investiga, se reafirma que el béisbol es pasión en el territorio de la actual provincia de Las Tunas por las poderosas raíces de un árbol que no pierde su vitalidad, a pesar de más de un siglo de existencia.

En estos días tuve la dicha de que se comunicara conmigo el investigador de la historia del béisbol en estos predios, Aracelio Cruz Paneque, quien ofreció datos de mucho interés, los cuales confirman la ya conocida fuerza del deporte de las bolas y los strikes en las zonas rurales del actual municipio de Jesús Menéndez (Chaparra).

Según Aracelio Cruz, a finales de la década del 40 y mediados de la del 50 del siglo XX, en el poblado de San Martín, fronterizo con Holguín, hizo época un equipo de béisbol denominado Los Llaneros, apadrinado por un colono y comerciante de origen árabe de apellido Gesen, quien aportó el dinero para la compra de los trajes y el resto del equipamiento.

Aquella novena ganaba muchos más partidos que los que perdía frente a sus similares de la zona y de barrios holguineros como Las Cruces de Purnio y Buenaventura, además de otras selecciones de Camagüey, Santiago de Cuba y de Victoria de Las Tunas.

Como dato de gran interés está el hecho de que uno de los buenos jugadores de la novena de Las Cruces de Purnio, era un joven que después fue admirado por su valentía, Eddy Suñol Ricardo, quien alcanzó el grado de Comandante del Ejército Rebelde y compartió ideales con su rival en el deporte, Raúl Castro Maunteca, que llegó a vestir la franela de Catalina de Güines, de la antigua provincia de La Habana, fue combatiente de la clandestinidad y alcanzo la condición de oficial del Ministerio del Interior tras el triunfo de la Revolución.

En San Martín había un magnífico estadio, pequeño en cuanto a capacidad de gradas, pero cercado y con las dimensiones reglamentarias. El amigo Aracelio Cruz recuerda que allá por el año 1956 y a falta de los 20 centavos para la entrada, debió ver desde detrás de los jardines, un juego muy disputado entre la selección local y una de Victoria de Las Tunas.

El equipo tunero llevó una verdadera constelación de estrellas, con lanzadores famosos de la época, como “Cuquito” Ceballos, “Tabito” Bello y Orlando Peña, abridor y perdedor, quien admitió jonrón decisivo de Esmel Paneque en el final del décimocuarto capítulo.

El talentoso pítcher visitante regresó por la revancha a principios de 1957 y volvió a ser derrotado en San Martín. No obstante, fue firmado por el Almendares en la Liga Profesional Cubana y poco tiempo después arribó a las Grandes Ligas como novato de los Rojos de Cincinatti, donde realizó una exitosa carrera.

Hay otro dato importante en la historia de Los Llaneros de San Martín y es que dos primos del estelar zurdo Raúl Castro Maunteca, los hermanos Diego y Darío Seguí, que jugaban para Buenaventura y eran rivales de consideración muy admirados en la zona por su calidad de lanzadores, escalaron al profesionalismo, con incursiones en las Grandes Ligas y en México.

La historia de este y otros equipos que brillaron en terrenos de zonas rurales, incluso muy apartadas, especialmente en bateyes de colonias azucareras, confirma el porqué hay tanta pasión por el béisbol en una afición que llena las gradas del estadio Julio Antonio Mella o cualquier otro de los restantes municipios, en las buenas y en las malas. Nadie debe dudar que esta es Tierra de Peloteros.

En la nómina de los Llaneros militaban peloteros de la talla del puertopadrense Ángel «Bambino» Ferrer, magníficos lanzadores como el pequeño Raúl Castro Maunteca, zurdo de baja estatura pero endemoniados envíos de rompimiento y dos hermanos, oriundos de Salgacero, Andrés y Rafael «Felo» Rivas, este último con notables resultados en las ligas profesionales de Cuba y México.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Juan E. Batista Cruz

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Jubilado. Se desempeñó como reporteros para los temas del deporte en el diario y semanario 26 y comentarista deportivo de la radio y la televisión. Es toda una institución en el conocimiento de los temas deportivos, y tiene un reconocimiento a nivel nacional. A pesar de estar jubilado mantiene una vida activa dentro del Periodismo de Las Tunas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


3 + dos =