Las Tunas, Cuba. Jueves 23 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > El tráfico inglés de esclavos en Cuba y territorios vecinos

El tráfico inglés de esclavos en Cuba y territorios vecinos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Marta Denis Valle
Prensa Latina

La Habana.- El puerto de La Habana centró el tráfico inglés de esclavos en América, desde la entrada de los primeros cargamentos autorizados por el régimen colonial español, y el establecimiento de su representante en la ciudad, en 1716.

Con anterioridad, el 25 de julio de 1715, la balandra Tres Hermanos, capitaneada por Guillermo Grinoe, arribó al puerto procedente de La Guaira, Venezuela, con una carga de 50 negros, vendidos en la villa según el asiento inglés.

La Factoría de La Habana inició sus funciones el 18 de septiembre de 1716, al arribar aquí Richard O´Farril, nombrado Factor, que actuó auxiliado por Juan Paris, secretario y escribiente.

El llamado asiento inglés de negros, otorgado a Inglaterra por el Rey de España Felipe V de Borbón, fue una concesión obligada en la firma de la Paz que puso fin a una larga guerra entre las partes por la sucesión al trono español.

Felipe, nieto de Luis XIV de Francia y, a la vez, biznieto de Felipe IV de España, fue reconocido como rey de España.

Conservó las posesiones americanas que ambicionaba Inglaterra, pero debió renunciar a sus derechos al trono de Francia.

Los ingleses ganaron territorios en Norteamérica a cuenta de Francia y el privilegio del comercio de esclavos con las colonias americanas de España.

Al concluir la Guerra de Sucesión Española (1701 – 1714), la primera del siglo XVIII, Londres obtuvo de España mediante los Tratados de Utrecht (1713), el llamado asiento para introducir esclavos africanos en América, un verdadero monopolio a su favor.

En este tráfico fueron designados principales puertos de entrada de cargamentos, entre otros, La Habana, Santiago de Cuba, Veracruz, Campeche, Portobelo, Panamá, Cartagena y Buenos Aires.

La Compañía del Mar del Sur (South Sea Company), fundada en 1711 por el ministro inglés Harley, Conde de Oxford, se ocupaba de la ejecución del asiento americano mientras otras empresas con enclaves en África abastecían las colonias inglesas antillanas.

Las islas de Jamaica y Barbados, en poder de Inglaterra, se convirtieron en centros de almacenaje para la distribución de los esclavos a las colonias españolas, donde eran vendidos por el denominado Factor.

Balandras y bergantines fueron fletados hasta las diferentes Factorías para la reexportación de las cargas concentradas en las Antillas inglesas.

Los directores de la Compañía de los Mares del Sur estudiaron las posibilidades de la capital cubana y postergaron el funcionamiento pleno de la Factoría de La Habana, hasta 1718 con dos factores y dos secretarios escribientes.

El trabajo de O´Farrill fue apoyado por Wargent Nicholson, en calidad de Factor apoderado, quien llegó a La Habana en julio de 1718, en compañía de su escribiente John Gerrald.

De 1715 de 1734, la Compañía de los Mares del Sur introdujo seis mil 62 negros esclavos en el puerto de La Habana, trasladados por 74 embarcaciones fletadas con ese objetivo y tripuladas por marinos ingleses, españoles y, ocasionalmente, de las Trece Colonias.

Según registros existentes, la mayor parte (62) eran cargamentos procedentes de Jamaica, ocho de Barbados, dos de La Guaira, uno del Puerto de La Carolina (Charleston) y otro desde la isla de San Cristóbal.

La cercanía geográfica entre el puerto de Santiago de Cuba y la costa de Jamaica facilitó el tráfico en la zona oriental, independiente del ocurrido en occidente.

La declinación de este tráfico mediante el asiento inglés se hizo evidente por las cambiantes condiciones y después de 1737 apenas se reportan ventas de esclavos en los protocolos notariales y resulta escasa la documentación al respecto.

Los llamados pactos de familia (alianzas franco-españolas), el primero firmado en 1733, cambiaron la situación; la corona de Madrid intervino en nuevos conflictos europeos y desató la persecución en los mares antillanos del comercio de contrabando, casi todo ejercido por naves inglesas.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


7 − = tres