Las Tunas, Cuba. Jueves 21 de Septiembre de 2017
Home > Cultura > Coleccionismo en Cuba, preservar la historia

Coleccionismo en Cuba, preservar la historia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
José Antonio González Rodríguez, especialista del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural. (Tiempo21/Foto Angeluis)

José Antonio González Rodríguez, especialista del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Las Tunas.- Durante el desarrollo del XIV Taller provincial de Colecciones y Piezas Museales trabajadores de varias instituciones del territorio tuvieron la oportunidad de conocer sobre las mejores pautas para una mejor conformación y visibilidad de las muestras, basadas en las líneas de la conferencia de José Antonio González Rodríguez.

El especialista del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural enfatizó en la necesidad de profundizar en el estudio de las colecciones para lograr un manejo adecuado. Sobre otras particularidades del tema y las pautas que sigue a nivel de país declaró a Tiempo21.

«Es una problemática importante porque ya estamos en una fase superior en la cual es necesario ordenar y coleccionar con un sentido estricto, dirigido a lo que se desea y especialmente pensar que la colección no tiene sentido si se aleja de la comunidad.

«Hasta el momento generalmente los estudios se quedaban encerrados dentro de la edificación, al estudiar la posibilidad de lo que se tiene, pero no llevar a las necesidades de lo que la comunidad espera de una colección.

«Estamos llamados por las nuevas tecnologías, por los avatares de la vida moderna, de la entrada de esa tecnología en nuestras vidas personales, a prepararnos y a documentar los fondos existentes, o crearlos y organizarlos en colecciones para lograr que los museos sigan vivos, que sean instituciones visitadas y no queden como una institución pasada o del olvido».

¿Cómo ve actualmente el coleccionismo en Cuba?

«El coleccionismo en Cuba tiene buena salud porque se le ha incluido con gran fuerza al coleccionismo privado y al coleccionismo institucional alejado de los museos, es decir, instituciones que conservan, preservan, compran obras de arte y las atesoran dentro de sus fondos contables inclusive.

«Por tanto ese coleccionismo unido al que hacemos en una red de museos, ascendente ya a 338 en todo el país, me parece que tiene buena salud para continuar la protección, exhibición y conservación de estos fondos.

«Pero el coleccionismo tiene que ir un poco más allá,  ir a la formación consciente y científica de esa colección, y en eso estamos enfrascados ahora en construir colecciones verdaderas».

¿El coleccionismo privado en Cuba existe con esa energía y esa salud que posee el institucional?

«Sí, la gente colecciona, y hay que tener en cuenta que colecciona filatelia, colecciona numismática, obras de arte. Esto es importante. Cuál es el problema de esto, que si en otros momentos el coleccionismo fue como un hecho de hedonismo, de vanidad interior, ahora influye mucho el proceso de comercialización de la obra de arte.

«Si no hacemos un adecuado manejo e interpretación de este patrimonio que está en manos de privados corremos el riesgo de perder importantes piezas que forman parte de la historia de las comunidades porque pueden ir a parar a manos de otros territorios, inclusive a personas de fuera del país».

Cuál es la realidad en cuanto a la conservación de estas colecciones, de las muestras que se exhiben en los museos.

«Es una de las problemáticas mayores que tenemos porque para nadie es algo oculto que existe escasez de materiales. La conservación que llevan los museos es muy especializada, muy específica, necesita de equipos importantes, de equipos tecnológicos muy difíciles de adquirir y de alto precio.

«Por lo tanto la mayor fuerza en la conservación de nuestras colecciones en estos momentos es hacer la conservación preventiva, es decir, lograr controlar el clima de los museos, controlar la humedad, el polvo, hacer un adecuado almacenamiento; cosas que son esenciales.

«Pero si no tenemos una política adecuada de conservación corremos el riesgo de perder nuestros fondos. La problemática de las instituciones también es lo mismo, las edificaciones están la mayoría necesitadas de mantenimiento, algunas están en situaciones deplorables.

«Esto debe ser una preocupación de todos los factores de una comunidad, de entender que el museo es algo que preserva lo que es de todos, no preserva lo que es de un grupo de personas, de una institución cultural, sino de lo que le pertenece a todos los cubanos.

«Deben existir prioridades en esta dirección, como también elevar la conciencia de quienes trabajan en este tipo de institución para saber que debe preservar y cuidar de ese patrimonio cultural».

La preservación de los bienes museales desde cada localidad es indiscutiblemente una tarea de todos, concientizar a las personas de su valor queda en manos de una adecuada comunicación e intercambio de las instituciones con la comunidad, tarea en la que ya se trabaja desde Las Tunas.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yanetsy Palomares Pérez

Periodista. Graduada de la Universidad de Camagüey. Reportera de Radio Victoria. Talentosa comunicadora, amante de los temas culturales. en su corta vida profesional ha demostrado la solidez de su formacíón. conductora del programa de televisión Rostros, del canal Tiempo21 Video-TV, con entrevistas a personalidades de la Cultura, Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @yanetsy12

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− 3 = dos