Las Tunas, Cuba. Jueves 23 de Noviembre de 2017
Home > El mundo > Cuba y Sudáfrica, excelente momento

Cuba y Sudáfrica, excelente momento

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Deisy Francis Mexidor

Pretoria.- La visita a Sudáfrica del viceministro primero de Relaciones Exteriores de Cuba, Marcelino Medina, ratificó una verdad a voces: el excelente estado de los nexos entre las dos naciones.

Frases como «el apoyo brindado por Cuba, que no tendremos cómo pagar» o «el amigo número uno», según afirmó la ministra sudafricana de Relaciones Internacionales y Cooperación, Maite Nkoana-Mashabane, evidencian la admiración por el país que tuvo una contribución esencial en la derrota del apartheid.

En ese plano fraternal, de entendimiento, transcurrió la visita de cinco días del vicecanciller Medina, quien poco antes de partir de regreso a La Habana y en diálogo con Prensa Latina ratificó la voluntad de las dos partes de seguir avanzando en todos los temas entre Cuba y Sudáfrica.

«Especialmente -dijo- en la esfera de la colaboración y en el diálogo político entre las cancillerías y a alto nivel».

Medina aseguró que se marchaba con la certeza«del apoyo del gobierno y el pueblo de Sudáfrica, de sus expresiones solidarias».

La nación africana «respalda nuestra batalla por el levantamiento del bloqueo (de Estados Unidos contra Cuba)». Un asunto que se llevará este año con la misma fuerza que en ocasiones anteriores a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), precisó.

La votación (del informe que presentará la isla sobre la necesidad de poner fin a ese cerco, económico y comercial) está prevista «para el 27 de octubre en la Asamblea General, ya está agendada y Sudáfrica nos ratificó su incondicional apoyo», anticipó Medina.

De igual modo resaltó la posición sólida y clara de Pretoria en cuanto a apoyar «el legítimo reclamo de nuestro pueblo y gobierno de la devolución del territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo (en el extremo oriente de Cuba)».

Al mismo tiempo destacó el reconocimiento y aprecio del pueblo sudafricano al aporte de la cooperación del país caribeño en esta nación africana.

«Son 20 años de exitosa colaboración», subrayó al enfatizar que en estas dos décadas se lograron «resultados muy alentadores» que han dejado «una huella muy profunda».

Ese impacto, dijo, «lo pudimos apreciar en la provincia de Limpopo (al norte del país), que también visitamos en esta oportunidad, donde trabajan 62 cooperantes en diferentes sectores».

Realmente nos quedamos muy impresionados con la labor de los profesionales de la isla «en ciudades y pueblos alejados, humildes, donde aprecian mucho la dedicación y entrega de nuestros cooperantes».

Medina confirmó que la ministra Nkoana-Mashabane irá en diciembre a La Habana, lo que «servirá para continuar avanzando en todo este proceso de fortalecimiento de las relaciones».

Asimismo, comentó que esperan extender este buen nivel existente en la actualidad en la esfera política y diplomática al económico-comercial.

Más de 500 colaboradores prestan sus servicios en estos momentos en Sudáfrica y «se está trabajando para seguir incrementando, en particular en el sector de la ingeniería, de recursos hidráulicos…, donde vemos posibilidades».

Mientras, tres mil 100 jóvenes se forman como médicos en la mayor de las Antillas, la cifra más grande de estudiantes sudafricanos en el exterior.

Y bueno -acotó el vicecanciller- está pendiente renegociar el convenio de cooperación médica donde veremos cuáles son los intereses de la parte sudafricana, pues por la nuestra entiendo que el Ministerio de Salud Pública tiene la mejor disposición de continuar avanzando en esta esfera.

Marcelino Medina llegó a Pretoria el 20 de mayo para copresidir junto a su homólogo sudafricano, Luwellyn Landers, la reunión intercancillerías.

Fue recibido por la canciller Nkoana-Mashabane y participó en un panel en la Universidad de Witwatersrand, de Johannesburgo, que versó sobre las dos décadas de la cooperación.

Además, recorrió sitios de interés histórico como los museos en honor a Hector Pieterson y la casa donde vivió entre 1946 y 1962 Nelson Mandela, ambos en Soweto, y el centro de visitantes Maropeng, en el sitio arqueológico de la Cuna de la Humanidad, en Gauteng.

También la finca de Liliesleaf, en el norte de Johannesburgo, usada en secreto por parte de activistas del Congreso Nacional Africano (ANC) en la década de 1960.

Allí fueron detenidos muchos de los prominentes líderes del ANC el 11 de julio de 1963, lo que condujo luego al histórico juicio de Rivonia.

Un momento de particular simbolismo fue cuando fue al parque museo de La Libertad (Freedom Park) y depositó una ofrenda floral al pie de la inmensa pared que recoge los nombres de más de 95 mil luchadores caídos por la libertad de África y el mundo, y en especial los de dos mil 61 cubanos.

Las dos naciones establecieron sus nexos diplomáticos el 11 de mayo de 1994, en el contexto de la visita de Fidel Castro al país por la toma de posesión de Nelson Mandela. Ese fue el primer acto de política exterior de su gobierno.

Desde entonces -y desde antes- los pueblos de Cuba y Sudáfrica van de la mano. Ello sintetiza lo que dejó claro el vicecanciller antes de partir: Cuba mantendrá una política exterior de principios y continuará los estrechos y sólidos vínculos con sus amigos históricos, sus amigos de siempre. (Prensa Latina)

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− 4 = cinco