Las Tunas, Cuba. Viernes 22 de Septiembre de 2017
Home > Educación > Formación vocacional en Las Tunas, más que un camino andado

Formación vocacional en Las Tunas, más que un camino andado

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Formación vocacional en Las Tunas, más que un camino andadoLas Tunas.- En la provincia de Las Tunas han tenido lugar dos cursos de formación vocacional durante esta etapa lectiva, siempre encaminados a impulsar en los niños y adolescentes el conocimiento sobre las profesiones afines a su realidad más cercana, con el objetivo de que estén en mejores condiciones a la hora de decidirse por una u otra especialidad.

Ha sido un camino ambicioso en el que los directivos de Educación aseguran contar con el apoyo constante de los organismos del territorio, las comunidades y muy especialmente, las familias de los estudiantes.

Y es que existen solo cuatro palacios de pioneros en el territorio, sitios concebidos para agrupar a los niños y jóvenes de las enseñanzas primaria, secundaria y especial en círculos de interés, enseñarles las claves a través de las cuales puedan decidirse por ser enfermeros, maestros, constructores, albañiles y un sinfín de especialidades.

La cifra alcanza apenas para dar cobertura a las necesidades del 15 por ciento de la matrícula real existente, algo que confirma, por sí solo, las ansias constantes de buscar otras vías para enrumbar el talento más joven de Las Tunas.

Por eso los trabajadores de la educación desde las escuelas mismas insisten en la concreción de convenios con disímiles organismos para que los bisoños lleguen hasta las industrias, los centros productivos y los espacios socioculturales, conozcan y se vinculen con lo que marca el hacer y el desarrollo en sus comunidades.

Aseguran que tienen muy en cuenta en este proceso las posibilidades objetivas de continuidad de estudios, por lo que no sorprende que los círculos asociados a las especialidades pedagógicas, las ciencias médicas y las producciones agrícolas, sean los más prolíferos por estos lares.

En muchos casos son padres de los estudiantes y cultores apasionados de esta o aquella labor; todos funcionan como instructores y muchos confiesan que enseñando aprenden porque están obligados a profundizar en la esencia de dinámicas que hacen, en no pocas ocasiones, por la fuerza de la tradición y la costumbre.

Así se les ha visto durante esta etapa impartiendo conferencias vocacionales en las escuelas, en actividades de puertas abiertas en las empresas estatales yen la creación, por iniciativa propia, de algún círculo de interés, para que el pequeño de la casa se anime al trabajo obrero.

Así la educación cubana encuentra otras vías, nuevos caminos que se abren en cada sitio para dar buenos motivos a quienes serán los hacedores de mañana.

Las Tunas, unos 700 kilómetros al este de La Habana, tiene resultados satisfactorios en estas lides y los maestros explican que los círculos de interés son espacios para inculcar valores, hacer amigos y ascender; mencionan especialmente un pensamiento del Héroe Nacional de Cuba José Martí: «el hombre crece con el trabajo que sale de sus manos».

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Esther de la Cruz Castillejo

Periodista. Licenciada en Comunicación Social en la Universidad de Oriente. Máster en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de La Habana, 2009. Diplomada del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, de La Habana. Desde su graduación se desarrolla profesionalmente en Radio Victoria y se desempeña como reportera para atender los temas de la educación. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @vozcubana

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− cinco = 3