Opinión

Campesinos al pie del surco y el barrio

campesinosLas Tunas.- Actualmente en la provincia de Las Tunas, como en toda Cuba, se reorganizan la producción y la comercialización de los alimentos agrícolas, lo cual empieza a garantizar mejor abastecimiento y precios más favorables, pero todavía falta mucho para satisfacer la demanda de los consumidores.

En cambio, lo cortés no quita lo valiente, y es justo reconocer que, por lo general, cuando un habitante de este territorio se sienta a la mesa, detrás de cada plato están las manos y el sudor de los campesinos y cooperativistas locales.

Por ejemplo, en lo que va de año, todo el sistema de la agricultura en los ocho municipios tuneros produjo unas 52 mil toneladas de viandas, granos, arroz, frutas y hortalizas, y el 80 por ciento de esa cifra lo aportó el campesinado, en particular los integrantes de las cooperativas de créditos y servicios.

A partir de diversas medidas económicas y organizativas adoptadas en todo el país, desde el pasado año y tras un largo período de incumplimientos, los ganaderos de Las Tunas sobrepasan cada mes sus planes de extracción y venta de leche vacuna.

También  resulta predominante la labor de los pecuarios del sector privado, quienes de enero a abril entregaron el 80 por ciento de toda la leche acopiada y vendida a la industria.

Decisiva es, igualmente, la participación del campesinado tunero en los programas dirigidos a incrementar la disponibilidad de carne, arroz, frijoles y frutas, entre otros recursos, además hacen una creciente contribución a la calidad de vida de las comunidades situadas en el entorno de sus bases productivas.

En ese sentido, desde que iniciaron la jornada en saludo a este 17 de Mayo, hace alrededor de siete meses, los integrantes de dicho sector ayudaron a la reparación y confortabilidad de 62 consultorios médicos de la familia, como parte del programa Todos por Salud.

Al mismo tiempo colaboraron en la edificación y reconstrucción de caminos, escuelas, centros culturales, comercios, sitios históricos y otras instalaciones de gran importancia para los habitantes de las zonas rurales y suburbanas.

Como en años anteriores, hoy continúan donando alimentos a hospitales, hogares maternos y de ancianos, otros centros sanitarios, círculos infantiles y planteles escolares.

Gesto de especial sensibilidad es la donación de nueve canastillas, una en cada municipio y dos aquí en la capital, para los primeros niños nacidos hoy, Día del Campesino Cubano, y aniversario 57 de la primera Ley de Reforma Agraria y 55 de fundada la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), organización no gubernamental que los une y representa.

Y es que la Revolución, además de entregarles a los campesinos tierras, en propiedad o en usufructo gratuito, los ha instruido y educado en altos valores humanos, como el patriotismo, el sentido de pertenencia, la solidaridad y el altruismo. Quien amor siembra, amor recoge.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

 

Artículos relacionados

EE.UU. en 2018, más pasos contrarios al acercamiento a Cuba

Redacción Tiempo21

El tiempo será el que dicte la sentencia

Leydiana Leyva Romero

Que la formalidad no destruya las buenas ideas

Adialim López Morales

Enviar Comentario


− ocho = 1