Las Tunas, Cuba. Miércoles 22 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > La familia, puertas abiertas al cuidado y bienestar de sus miembros

La familia, puertas abiertas al cuidado y bienestar de sus miembros

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
La familia, puertas abiertas al cuidado y bienestar de sus miembros (Foto: ReyLópez)

La familia, puertas abiertas al cuidado y bienestar de sus miembros

Las Tunas.- Bienestar, seguridad y amor son palabras que al interior de la familia cubana encuentran sostén a través de los años, y que hoy se suma al festejo mundial por el Día Internacional de la Familia.

La celebración encuentra su origen en 1994, cuando las Naciones Unidas declaró ese Año Internacional de la Familia, para reflexionar y celebrar a las familias del mundo.

Reflexiones sobre la experiencia

Para Gloria Tamayo esa institución en la sociedad cubana «resulta fundamental en la conformación de las nuevas generaciones, sobre la base del bienestar social y la orientación».

Mientras para Lisandra Puertas, una joven tunera de 28 años quien en pocos días tendrá la posibilidad de convertirse en mamá, «espero entregar mucho amor a mi bebé, quiero que siga mi ejemplo con mis padres, quienes me han brindado mucho cariño, me encaminaron en mis estudios, me ayudaron en mi formación profesional y hoy mantienen su apoyo en una nueva etapa de la vida, de ser madre».

Idaena Santiago, una señora de 73 años, madre de cinco hijos y ocho nietos, su familia es muy importante «escucho diversas opiniones sobre las experiencias de la familia, pero lo cierto es que la mía es singular, mis hijos me adoran y se preocupan mucho por mi salud, me acompañan a las consultas, garantizan mis cuidados y el día que me ven decaída, pues mi esposo falleció hace muy poco, buscan la manera de que cambie, ellos me hacen sentir muy especial».

Hoy son diferentes las formas en que se festeja el Día Internacional de la Familia, un espacio privilegiado para la educación, el crecimiento de sus miembros bajo la protección y la orientación de cómo mantener esa institución social numerosa y trascendental para formar al hombre del mañana.

«Lo que más me gusta de mi familia son los juegos que me inventan mi mamá y mi papá», se ríe mientras conversa Daniela Góngora, una pionera de tercer grado. «En las ferias del libro mis padres siempre me compran muchos pasatiempos y los domingos lo hacemos juntos, también cuando mi mamá cocina o limpia la ayudo en lo que puedo hacer, ¡yo si quiero a toda mi familia!».

«La familia es muy fundamental para todo, en los tiempos buenos y difíciles siempre cuentas con ella, yo no tengo el privilegio de multiplicar mi familia por cuestiones naturales de la vida, pero tengo sobrinos y hermanos que me quieren mucho al igual que yo a ellos», confiesa Rosa, quien goza del cariño no solo de su familia sino de los niños del barrio quienes encuentran en la casa de esta tunera un lugar singular para los juegos y las fiestas por el día de los niños, o el cuatro de abril.

Las conversaciones necesarias, la tristeza por la pérdida de algún ser querido, la ayuda necesaria para un trabajo extra-clase, la mesa siempre lista para todos los miembros y muchos más que se acogen como propios, pero por sobre todo el amor espontáneo y sin límites, son algunas de las características que marcan hoy a la familia cubana, esa que mantiene abierta las puertas para el cuidado y el bienestar de sus integrantes.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yamileym@enet.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


8 − = siete