Opinión

Primero de Mayo, jornada de unidad y cubanía

La madrugada acogió en sus brazos a la familia de la provincia de Las Tunas, que desde horas bien tempranas inundan las principales calles de esta ciudad para ratificar los principios de igualdad y justicia social de la Revolución cubana.

Suficientes razones motivan a los trabajadores tuneros para celebrar con júbilo, compromiso y entusiasmo revolucionario el Día del Proletariado Mundial, en muestra de responsabilidad y de lucha por preservar los logros sociales alcanzados en el país por más de 50 años.

El Día del Trabajo se celebra el primero de mayo en honor de los Mártires de Chicago, obreros de una empresa estadounidense muertos en esa ciudad en el año de 1886, por llevar a cabo una huelga en demanda de una jornada laboral de ocho horas.

Diversas son las conquistas laborales que hoy erigen a Cuba ante el mundo, una nación en la cual sus organizaciones sindicales representan a los trabajadores y legislan su cumplimiento en el Código de Trabajo, como parte de la responsabilidad del movimiento sindical de forma permanente.

Esa responsabilidad se sustenta hoy en el aseguramiento de la participación activa y consciente de los trabajadores en la gestión económica de los centros laborales y en las asambleas de afiliados como el escenario principal de actuación.

Carteles de Fidel, Raúl, Lázaro Peña, el Che Guevara, junto a centenares de banderas cubanas, se enarbolan en la multitudinaria marcha por la avenida, hasta pasar frente a la Plaza de la Revolución Mayor General Vicente García, en un bloque compacto que encuentra la alegría de agricultores, gastronómicos, educadores, constructores, combatientes, personal de la salud y la cultura, trabajadores no estatales, jubilados y la familia en general.

Este Primero de Mayo el pueblo ratifica el espíritu de una jornada de apoyo a la Revolución, de reafirmación patriótica en un contexto caracterizado por profundas transformaciones en la economía, y de respaldo a las resoluciones aprobados en el recien concluido 7mo Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC).

Los festejos por la efeméride llevan impregnado múltiples desafíos, como el incremento de la eficiencia y la productividad, y el perfeccionamiento del trabajo, en una nación que encuentra en sus trabajadores múltiples expresiones de unidad ycubanía.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Por un bien común: erradiquemos el hambre

Adialim López Morales

Las niñas, por un espacio significativo

Yanely González Céspedes

Apostemos por una escuela más integral

Telma Machado Escanio

Enviar Comentario


cuatro + 6 =