Las Tunas, Cuba. Martes 21 de Noviembre de 2017
Home > Opinión > Más niños víctimas de la violencia en Estados Unidos

Más niños víctimas de la violencia en Estados Unidos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

De nuevo la violencia en Estados Unidos se ensaña con los niños. Las informaciones al respecto no dejan lugar a dudas: la gran nación, paladín de los derechos humanos en el mundo, no tiene resuelto ese problema.

En los últimos años ha ido creciendo el número de armas de fuego en manos de la población para defenderse de los terroristas y en general de las agresiones en lugares inimaginables, como las escuelas, por ejemplo.

Ahora se trata del asesinato de siete personas, integrantes de una familia, en la carretera Union Hill de Piketon, en Ohio. Entre los fallecidos aparecen 5 infantes, uno de ellos es un recién nacido y otro tenía apenas seis meses.

Además, se encontró un octavo cadáver de adulto en una casa cercana, que se cree está relacionado con el hecho, aunque no ha podido determinarse si es parte de la misma familia.

Tras un breve respiro, en los medios estadounidenses, vuelven a ser noticia hechos de violencia como este. Recordemos que en 2015 las cifras se dispararon y se contabilizaban hasta 90 muertes al día por disparos a mansalva o dirigidos a alguien en particular.

El odio, la discriminación, el miedo e incluso la violencia policial eran los causantes de trágicos incidentes que despertaban la indignación del norteamericano común, ese que a diario se siente amenazado en su casa y fuera de ella.

Esta semana también murió, en Indianápolis, un niño de dos años a causa del disparo que se hizo a sí mismo con el arma de su madre. No es este el primer accidente mortal protagonizado por una criatura inocente que juega con la pistola de su progenitor en un momento de descuido.

Tampoco es la primera vez que ocurre un tiroteo en un centro escolar; pero, como en las ocasiones anteriores, el registrado este fin de semana en la escuela secundaria de la ciudad de Antigo, en Wisconsin, con saldo de al menos 3 heridos y el atacante, un joven de 18 años, muerto, ha sacudido a los vecinos del lugar.

El presidente Barack Obama ha condenado la violencia y la tenencia y uso de armas fuego por civiles a lo largo de su mandato, sin grandes resultados.

En los últimos dos años, el primer mandatario emprendió varias iniciativas para controlarlas y dictó más de una veintena de acciones ejecutivas al respecto.

Sin embargo, estas medidas no obtuvieron la aprobación del Congreso ante la oposición del liderazgo republicano y de organizaciones como la Asociación Nacional del Rifle, que defienden los intereses de los productores de esos artefactos.

Dada la indiferencia del Congreso, el presidente hizo uso de sus poderes y ultimó un paquete de regulaciones con la esperanza de disminuir los hechos de esta índole.

Las medidas de Obama prevén el control de los revendedores de armas, el incremento del personal del Buró Federal de Investigaciones, FBI, destinado a realizar las verificaciones en esta área, entre otras medidas de control.

El plan no eliminaría completamente los crímenes y masacres en Estados Unidos, pero, sin dudas mejoraría la situación de la violencia en las calles: las intenciones, sin dudas, son buenas.

Y mientras alguien le pone el cascabel al gato, ocurren hechos como los mencionados, y las familias norteamericanas viven en una situación de inseguridad y miedo, marcada por la pérdida de seres queridos.

Cabe preguntarse entonces, ¿por qué el gobierno de Obama no se dedica mejor a resolver este asunto en bien de su pueblo, y no se empeña en inmiscuirse en los problemas de los demás?

Asimismo, sería importante que el presidente norteamericano no cuestione los derechos humanos de los cubanos si los de sus coterráneos salen muy mal parados en cualquier tribuna, y no resisten un análisis profundo, aún por los más fieles admiradores de su sistema.

Piensen si no, ¿adónde fue a parar el derecho de esos niños a la vida? ¿Hasta cuándo predicará Obama moral en calzoncillos?

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Rosa María García Vargas

Periodista. Graduada de Letras en la Universidad de Oriente. Se desarrolló como especialista del Grupo Metodológico del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Directora del noticiero Impacto de Radio Victoria por varios años. Se desempeña como redactora de los Servicios Informativos de esta emisora. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @RosaMaraGarca

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


nueve − 4 =