Las Tunas, Cuba. Miércoles 16 de Agosto de 2017
Home > Opinión > Trazabilidad financiera de los Panamá papers

Trazabilidad financiera de los Panamá papers

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Trazabilidad financiera de los Panamá papers        Luis Manuel Arce Isaac
Prensa Latina

La Habana.- Desmontado el show mediático contra líderes políticos como el presidente ruso Vladimir Putin, surge con fuerza la duda si ese era el objetivo del robo de 11,5 millones de archivos informáticos al bufete Mossack Fonseca, de Panamá.

Aunque Putin es atacado por todos los flancos por su política positiva en Siria y Ucrania y la ascendencia de Rusia en la arena internacional, es difícil pensar que Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y otros corran el riesgo del escarnio público al apoyar una acción criminal comprometedora como la violación de la privacidad, penada por la ley en cualquier país, sólo para perjudicar la moral de un molesto adversario.

Que la Usaid admita su participación ilegal penal en lo que se ha presentado como un «escándalo» y filtración de datos -aunque en realidad es piratería y robo- no deja lugar a dudas de que se trata de una maniobra de enorme envergadura más atinente al sistema económico y financiero internacional que a la política doméstica, un objetivo adicional y circunstancial.

Para analistas como Thierry Meissan, de la Red Voltaire, los ataques a personalidades como Putin, el presidente Bachar al-Assad y algunos otros, son la parte visible del iceberg porque lo importante es el futuro del sistema financiero internacional.

Esa apreciación coincide con investigaciones anteriores como la del blog Robot Pescador donde se estima que el interés último a nivel más alto en toda esa compleja maniobra, es reconfigurar el mundo a nivel económico, político y social, para sentar las bases de un nuevo paradigma global nombrado Nuevo Orden Mundial.

Esas conclusiones se avienen a constataciones de lo que podría ser el origen más cercano en la trazabilidad de los Papeles de Panamá: un aceleramiento de la concentración internacional del capital que ha provocado una desigualdad extrema en el mundo la cual alcanza cotas insoportables.

El informe de Oxfam Internacional de enero de este año, revela que actualmente el uno por ciento más rico de la población mundial posee más riqueza que el 99 por ciento restante del planeta, y utiliza ese poder para manipular el sistema económico.

Oxfam revela que el entramado mundial de paraísos fiscales permite que esa minoría privilegiada oculte en ellos 7,6 billones de dólares (millón de millones) aunque Europa eleva a 26 billones de euros el acumulado correspondiente a esa región. Montañas de dinero que escapa a todo tipo de control.

Lo impresionante es que si en 2010 había 388 ricos en el mundo que poseían una riqueza igual a la de tres mil 600 millones de personas, en 2016 son apenas 62, entre ellos George Soros, uno de los financistas del robo de papeles. Una concentración de capital exagerada.

El economista cubano José Luis Rodríguez explicaba que hay en curso un proceso de financiarización de la economía global como resultado de un proceso que arranca con la desintegración de la Unión Soviética en la década de los 90, lo cual altera la dinámica de crecimiento mundial al incorporarse a la órbita de la competencia capitalista 28 estados económicamente subordinados ahora a la Unión Europea y Estados Unidos.

A ello se unen la emergencia de China como gran competidor en el mercado mundial desafiando especialmente la hegemonía económica de Estados Unidos; la repotenciación de Rusia con Putin a la cabeza, y avances sin precedentes en las tecnologías de la comunicación y la automatización de los procesos productivos y de servicios, que ayudaron a acelerar la rotación del capital y el crecimiento de las ganancias a partir de la circulación financiera.

Asombrosamente, tales circunstancias pueden configurar un agotamiento del modelo económico capitalista actual para administrar el proceso de financierización que ha crecido muy rápidamente en las últimas décadas impulsado por los grandes bancos y otras empresas financieras en Estados Unidos, Canadá y Europa, al extremo de que el sector constituye el 15 por ciento del PIB mundial.

Eso obliga a los centros buscar alternativas para consolidar el control hegemónico mundial en peligro por la distorsión creciente y la desigualdad socioeconómica que crea y perjudica a todo el mundo, pues debilita el crecimiento y la cohesión social.

Oxfam alerta que una vez en manos de esos grandes países, un complejo entramado de paraísos fiscales y toda una industria de gestores de grandes patrimonios garantizan que esa riqueza no sea redistribuida y quede fuera del alcance de la ciudadanía.

Oxfam ha analizado 200 empresas, entre ellas las más grandes del mundo y las socias estratégicas del Foro Económico Mundial de Davos, y constatado que 9 de cada 10 tienen presencia en paraísos fiscales que no están en el Caribe, sino en Estados Unidos y Europa.

Tal incontrastable realidad lleva a pensar que uno de los puntos clave de esta presunta lucha contra el fraude fiscal global en la que Panamá y los papeles revelados son solo un vector, podría ser impulsar la eliminación del dinero físico.

La idea sería sustituirlo por dinero virtual fácilmente trazable y monitoreable por bancos y gobiernos, con el objetivo de que, como señala Robot Pescador, todos los ciudadanos estén bajo control y escrutinio directo y continuado de los bancos y los gobiernos, como si cada ciudadano llevara insertado un microchip de seguimiento bajo la piel.

Es en medio de ese contexto que Washington entrega vía USAID al Süddeutsche Zeitung 11,5 ficheros informáticos pirateados a la firma de abogados Wossack-Fonseca, una acción criminal penal que ya debería de estar bajo indagación en los tribunales competentes. (Prensa Latina)

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


ocho − = 2