Portada » Se agota el agua en Las Tunas

Se agota el agua en Las Tunas

Al 23 por ciento de su capacidad total están los embalses de la provincia de Las Tunas, lo que es un escenario muy complejo porque afecta considerablemente varios procesos económicos, de manera especial a la ganadería y la agricultura.
La presa Cayojo está muy deprimida.

Las Tunas.- Al 23 por ciento de su capacidad total están los embalses de la provincia de Las Tunas, lo que es un escenario muy complejo porque afecta considerablemente varios procesos económicos, de manera especial a la ganadería y la agricultura.

En el territorio tunero, unas 17 mil cabezas de ganado mayor reciben agua mediante pipas pues se reporta el agotamiento total de unos 560 pozos y unos 200 tranques y lagunas, entre otras fuentes habituales de abasto.

En los cultivos varios se ha perjudicado la siembra de importantes renglones que sustituyen importaciones como el arroz y el frijol, con más daños en el municipio de Jesús Menéndez, donde la presa Juan Sáez se encuentra en fase crítica, con apenas el 15 por ciento de su capacidad.

Para garantizar la producción de alimentos al pueblo se buscan alternativas como el fomento de 24 polos productivos en áreas con alguna reserva de agua y la siembra con riego manual, además de plantar variedades más resistentes a la sequía.

Desde el punto de vista social se complica la situación porque también se han agotado las fuentes subterráneas y al estar tan deprimidas se limita el bombeo del líquido para la población y las industrias, los centros asistenciales y las escuelas.

No obstante, todos los ciudadanos reciben agua varias veces a la semana, mediante el sistema tradicional de distribución o con carros cisternas, las cuales abastecen a unas 160 mil personas en más de 480 comunidades de toda la provincia.

Las principales afectaciones se registran en los municipios de Manatí y Majibacoa; pero, todos los territorios disminuyen sus acumulados de lluvias, lo que genera deshidratación en los animales, incendios forestales, salinización de los suelos, incremento de plagas y enfermedades en los cultivos y deterioro del cuadro higiénico sanitario.

En la región han ocurrido, durante los últimos 50 años 20 períodos con déficit hiperanual de las precipitaciones, y eso provocó un descenso del promedio histórico hasta mil 038 milímetros.

Tal situación obliga a la población y los organismos de la Administración Central del Estado a perfeccionar las medidas de ahorro, con un mejor uso del agua, y a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado a incrementar sus acciones en la supresión de salideros.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Empresa Eléctrica en Las Tunas llama a sus clientes a saldar sus deudas

Leydiana Leyva Romero

Contribuyen meteorólogos de Las Tunas a la formación de nuevos profesionales

Esnilda Romero Mañas

Sector agropecuario de Las Tunas hace suya la Tarea Vida

Yenima Díaz Velázquez

Escribir Comentario