Las Tunas, Cuba. Martes 17 de Octubre de 2017
Home > Las Tunas > Campaña sanitaria, una batalla por la vida

Campaña sanitaria, una batalla por la vida

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

fumigacion_14Las Tunas.- La campaña sanitaria se intensifica en la oriental provincia de Las Tunas, con la incorporación de todos los sectores de la sociedad, lo que se evidencia en la disminución de la focalidad del mosquito del género Aedes, causante de numerosas enfermedades; aunque se mantiene el peligro de trasmisión.

Desde que se supo de la compleja situación epidemiológica del país, en todos los territorios se inició una lucha sin tregua por eliminar los posibles criaderos de este vector, principal trasmisor del virus del Zika, dengue y otras pandemias que afectan a la región de las Américas, amenaza a la cual Cuba no escapa.

Las acciones de saneamiento ambiental involucraron, desde el primer momento a los Comités de Defensa de la Revolución, Federación de Mujeres Cubanas, Salud Pública, fuerzas del Orden Interior, reservistas de las FAR y otros organismos, en un trabajo conjunto y en respuesta al llamado del presidente cubano Raúl Castro de incrementar la disciplina, actuar enérgicamente contra los incumplidores y a ser constantes en la campaña emprendida contra el mosquito.

De esta forma se inició la Operación Salud, la primera etapa de un movimiento masivo para la fumigación de cada casa, centro de trabajo y cuadra, especialmente en aquellos municipios de alto riesgo y mayor complejidad como Las Tunas, Manatí y Puerto Padre.

Como parte del plan nacional de enfrentamiento y prevención de las enfermedades se iniciaron también las Audiencias sanitarias a nivel de barrios, para orientar a la familia sobre un grupo de medidas higiénico-sanitarias a realizar en las viviendas como el auto focal, la limpieza de depósitos y locales y el apoyo al tratamiento adulticida intradomiciliario intensivo, para enfrentar la proliferación del vector.

Al concluir esa etapa, la percepción de riesgo ha aumentado en la población, pese a lo cual todavía se dan casos de personas poco receptivas a la fumigación que no tienen en cuenta que en el ordenamiento jurídico cubano están dadas todas las previsiones para aquellos casos que requieran una respuesta penal.

En la segunda etapa es necesario seguir elevando la conciencia de la población con el fin de mantener la limpieza e higiene en la vivienda, los patios y las cuadras para disminuir la propagación del mosquito Aedes y evitar enfermedades que afectan a todos.

Más que colaboración es una obligación con la salud de la comunidad y la propia que cada persona coopere en la reducción de los índices de infestación del vector, porque como dijo el presidente Raúl «esta no puede ser una campaña más».

Eliminar el mosquito de las viviendas, el centro de trabajo y los alrededores es la vía más eficiente y eficaz de ganar esta nueva batalla por la vida.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Edelmis Cruz Rodríguez

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Como reportera atiende los temas de la Construcción y las organizaciones sociales, fundamentalmente. Es constante en el trabajo diario como una de sus características principales. Le gusta trabajar los temas de la mujer y los colectivos laborales en la base. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @EdelmisCruz

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ cinco = 9