Las Tunas, Cuba. Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Home > Especiales > Gente > Día a día entre cerdos, aves y carneros

Día a día entre cerdos, aves y carneros

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Día a día entre cerdos, aves y carneros

Pedro Rogelio García Suárez quiere declarar su finca de referencia nacional.

Las Tunas.- Pedro Rogelio García Suárez es un hombre afortunado y de eso no tiene dudas.  Le gusta lo que hace y siente la utilidad de su sudor, de las largas noches sin dormir y de la carne que entrega cada mes para la posterior venta a la población.

Recibió tierras ociosas en usufructo, apenas 2.66 hectáreas que luego amplió hasta llegar a 3.77.  Y decidió dedicarlas a la crianza de cerdos, una tarea difícil; pero, muy valorada, especialmente en los tiempos actuales.

«Tengo dos naves, con capacidad para cien animales.  A veces los tengo todos; pero, cuando hago ventas a la Empresa Porcina, me quedo con menos.  Ahora mismo tengo poco más de 50, aunque llevo muchos pequeños y hay hembras preñadas».

Quien llega a la finca no se percata de la existencia de tantos cerdos pues no hacen ruidos significativos ni hay moscas ni malos olores.

«Eso es porque empleo el método de cama profunda.  Mis puercos apenas consumen agua, solo la que toman. Están sobre una gran capa de paja de arroz y cuando defecan se recogen sus heces y siempre se mantienen limpios los corrales».

Este usufructuario asociado a la Cooperativa de Créditos y Servicios Fortalecida Josué País, del municipio de Las Tunas, incorporó luego aves de corral y carneros y no quiere detenerse; sino que ya solicitó incremento para aumentar los rebaños.

«Tengo algunos animales y el espacio es poco.  Las aves sí están en una nave cómoda; pero, los carneros están muy hacinados».

Cuenta que su esposa es más que una compañía.  Ella asume muchas tareas para las que se necesita esfuerzo físico, atención y mucho amor por lo que se hace.

«Ella trabaja como yo.  Nos ayudamos.  Es difícil porque el día se mantiene ocupado desde la mañana; pero, nos motivamos.  A veces estamos durmiendo y un animal grita.  Entonces, te levantas como si fueran las siete de la mañana.  Lo mismo pare una puerca a las 12 de la noche que a las tres de la madrugada, y hay que ir a hacerle el parto».

Con los carneros tampoco es fácil. Se sacan después de las 10 de la mañana, cuando el sol aprieta y el rocío se ha ido.

«A ellos les doy una atención especial porque, como te dije, están con poco espacio. Hay varias preñadas y en poco tiempo incrementaré mi rebaño».

Tiene más de 80 gallinas reproductoras de ceba y una veintena de guanajos.  Acopia los huevos y los incuba por 21 ó 30 días, respectivamente.

«Cuando nacen, vendo las crías a través de la cooperativa y así otras personas también garantizan sus propios alimentos».

El tiempo pasa y Pedro Rogelio García Suárez insiste en entregar toda la carne que pueda a la provincia de Las Tunas.  También se traza metas.

«Quiero declarar mi finquita de Referencia Nacional en el programa de la Agricultura Urbana, Periurbana y Familiar y no paro hasta que lo logre».

Seguramente lo hará pues es un hombre enamorado de su trabajo, emprendedor y eterno protagonista de sus propias ideas.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yenima Díaz Velázquez

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación. Fue jefa de Redacción y subdirectora del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Como reportera se destaca por su sensibilidad para las historias de vida a través de entrevistas. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ama por sobre todas las cosas a sus hijos Johana y Oscarito, le facsina el color verde y es amante de la naturaleza, la música. Para ella el amor abre cualquier puerta y la amistad es un puente para sustentar la vida. yenimadv@enet.cu Blog: http://www.soydelastunas.blogspot.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× 1 = nueve