• Portada
  • Las Tunas
  • Producción local de materiales, una alternativa de la construcción en Las Tunas
Las Tunas

Producción local de materiales, una alternativa de la construcción en Las Tunas

construccion-1Las Tunas.- La provincia de Las Tunas mantiene un trabajo sostenido en el programa de producción local de materiales para respaldar la rehabilitación, reparación, mantenimiento y construcción de viviendas por esfuerzo propio de la población, lo que se evidencia en los resultados de estos cuatro años de instaurado en la oriental provincia.

Actualmente abarca once subprogramas entre ellos el de las materias primas naturales, el de elementos de paredes, cubiertas, conexiones hidráulicas, de piso y otros, para los cuales se han creado las bases productivas y asegurados los equipos tecnológicos, que aunque no son suficientes permite que la mayoría de los municipios se autoabastezcan de sus propias producciones.

En la fabricación de elementos de paredes, que comprende bloques y ladrillos, la provincia avanza y cumple con la producción prevista, incluso en algunos lugares está por encima de la demanda, lo que ha influido en que bajen los precios de algunos renglones como el bloque que empezó a comercializarse a cinco pesos en moneda nacional y actualmente está a mitad de ese precio.

Para que se tenga una idea del incremento, en el 2014 se lograban alrededor de 42 mil metros cuadrados de piso, ya en el pasado año se alcanzó alrededor de 60 mil, por la vía estatal, y para este la proyección es superar la cifra.

Con respecto a la fabricación de cubiertas, en la provincia están creadas las condiciones para la producción del techo necesario que demanda el programa de construcción de viviendas, cuestión vital en el territorio.

En el año 2014 solamente se producían alrededor de mil 700 viguetas, en el 2015 era de 4 mil y para este el plan es de 12 mil, al igual que las plaquetas y las losas canal, elementos indispensables que definen la solidez de una vivienda.

Otro renglón importante es la producción local de piso que se extiende a los ocho municipios, con altos niveles productivos, incluyendo las losas coloniales, que gozan de gran aceptación y calidad, por la vía estatal y en más de 20 fábricas del sector no estatal.

Aunque todos los municipios tienen resultados, unos avanzan más que otros como el caso de Las Tunas, Jobabo y Colombia en el aprovechamiento de las capacidades productivas, las reservas y las potencialidades de cada lugar, lo que beneficia a la economía local e impacta favorablemente el desarrollo de los territorios.

A cuatro años de instaurado no caben dudas que la sostenibilidad y el crecimiento del programa depende de la inteligencia, perseverancia, iniciativa y espíritu emprendedor de los responsabilizados.

De lo que se trata es de sumar cuantas entidades y personas sean posibles que permita resolver gradualmente, a instancias local, uno de los problemas más apremiantes de la sociedad cubana actual: el de la vivienda.

Por eso es necesario avanzar en la creación de nuevas capacidades productivas, en el máximo aprovechamiento de los recursos naturales, desechos y material reciclable, en la variedad de los surtidos, la calidad y la adecuada comercialización, último eslabón de la cadena.

Las prioridades para el 2016 están enfocadas en lograr el equilibrio necesario entre las producciones de elementos de pared, de piso y techo, en aras de lograr la plena satisfacción de las personas.

El programa de producción local de materiales es hoy la principal fuente proveedora para la construcción por esfuerzo propio, incluido los subsidios a familias de bajos ingresos, y el soporte fundamental en el incremento y la mejora del fondo habitacional de la provincia y el país.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

 

 

Artículos relacionados

Recuerdan aniversario de la Comandancia de San Joaquín

Yeisnel Vázquez

Modernizarán tecnología para la producción industrial del Combinado 25 de Diciembre en Puerto Padre

Redacción Tiempo21

Proyecto comunitario 16 de octubre, la vida de Migdalia Igarza

Claudia Pérez Navarro

Enviar Comentario


ocho − = 6