Las Tunas, Cuba. Viernes 22 de Junio de 2018
Home > El mundo > En Bolivia se juega Estados Unidos su control sobre América Latina

En Bolivia se juega Estados Unidos su control sobre América Latina

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

La Paz.- Bolivia se ha convertido en un campo de batalla donde Estados Unidos aplica una operación política encubierta de grandes dimensiones para intentar debilitar la confianza del pueblo en su gobierno, afirmó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

Sobre América Latina y Bolivia está en juego la nueva correlación mundial de fuerzas, que tiene mucho que ver con el interés de Estados Unidos por dominar los grandes recursos naturales del país y frenar las inversiones de China y Rusia en la región, precisó.

En este contexto de disputa global por el poder, Bolivia juega un rol importante por el papel del presidente Evo Morales y su liderazgo internacional en momentos que se configura un nuevo orden global, y eso explica la guerra sucia para intentar desprestigiarlo, agregó.

Durante un programa televisivo especial transmitido anoche, Quintana afirmó que la feroz campaña mediática fraguada y dirigida desde Estados Unidos e implementada por los partidos de la derecha opositora se inscribe en la teoría de los «golpes suaves».

La falsa acusación de tráfico de influencias contra Morales, señaló, no se trata de la denuncia de un investigador serio, sino de una maniobra política montada, cinco o seis meses antes, detonada por Carlos Valverde, un periodista que es agente encubierto de Estados Unidos.

Esta denuncia forma parte de un gran complot político, enfatizó, una de las ofensivas políticas más agresivas y multidimensionales que hemos vivido en este proceso de cambio, con los medios de comunicación y redes sociales como armas de esta estrategia del imperio.

En aras de la responsabilidad política, dijo, debemos explicar quién es Valverde, un narcotraficante que estuvo preso tras comprobarse su vinculación con los carteles de la droga cuando fue jefe de inteligencia del gobierno corrupto de Jaime Paz Zamora.

En 1983 a Valverde, luego de un proceso judicial, se le encontró culpable de narcotráfico y cumplió un año de cárcel, de la cual salió por intereses políticos y se dedica entonces al periodismo, especializado en periodismo morboso, especulación, insulto y difamación, acotó.

Desde 2006, apuntó Quintana, este personaje siniestro se convierte en agente encubierto de Estados Unidos en Bolivia, quien le perdona su pasado de narcotraficante a cambio de utilizarlo contra el proceso de cambio, y en un Wikileads la propia embajada lo define como su soplón.

La denuncia repetida mil veces adquiere el efecto de una verdad irrebatible, sin verificar las fuentes, ese es el objetivo de esta operación, que repite esquemas utilizados por Estados Unidos en países del Este europeo para derribar gobiernos, recalcó.

Valverde, un narcotraficante exconvicto, afirmó Quintana, se convirtió de hecho en jefe de redacción de la CNN y de medios escritos y radiales de la derecha del país, que pecan de falta de escrúpulos y manipulan la mentira como sicarios mediáticos.

Hay que decirle al pueblo boliviano, recalcó, que el presidente Evo está sostenido por un trípode moral, político e intelectual, que rescató los recursos naturales con dignidad y soberanía, reivindicó el orgullo y la unidad nacional, para transformar el país y desarrollarlo. (Prensa Latina)

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− dos = 7