Las Tunas

La voluntad se impone en el central Amancio Rodríguez

La presente zafra resulta un reto para los azucareros del municipio de Amancio, al sur de la provincia de Las Tunas, pues tras las inversiones capitales que se realizaron en la industria, se proponen dar fin a la larga cadena de incumplimientos en los planes productivos del dulce crudo, y hacer valer la certeza de que esta vez no se quedarán detrás.

central_amancio2

Sin dudas, el cumplimiento de la zafra en el ingenio Amancio Rodríguez, daría un aporte mayor para el alcance de mayores empeños en la fabricación del crudo en la provincia, pero sobre todo dejaría un dulce alegrón en los colectivos fabriles que desde inicios de la contienda no tienen descanso en la búsqueda constante de nuevas estrategias para continuar elevando la eficiencia.

Así encontramos a los trabajadores del central Amancio Rodríguez, sumergidos en aprovechar al máximo las paradas operativas de la fábrica para dar solución a los problemas y ganar así la batalla contra el tiempo, que desde la arrancada de la campaña se convierte en un preciado elemento.

Como en toda fábrica de azúcar en este ingenio se dan algunas irregularidades, pero lo más importante según opiniones de varios de los trabajadores fundadores entre ellos Pedro García García, jefe del área de basculadores, Alcibíades Pérez, jefe del área de generación de vapor, y los obreros de mantenimiento Fidel Benítez Berroa, Armando Guerra, Yunier Olivera Leyva, y Rolando Zacuta, todos ellos coinciden en que en esta contienda como en ninguna otra el personal muestra mayor sentido de pertenencia, y deseos de trabajar juntos para dar un vuelco positivo a la zafra en ese territorio.

central_amancio1

 

central_amancio

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Proyecto comunitario 16 de octubre, la vida de Migdalia Igarza

Claudia Pérez Navarro

Criadora de cabras de Las Tunas a Congreso Internacional

Roger Aguilera

Se moderniza la banca en Las Tunas a 58 años de su nacionalización

Ordey Díaz Escalona

Enviar Comentario


− 2 = dos