Las Tunas, Cuba. Sábado 23 de Septiembre de 2017
Home > Especiales > Gente > «Mi vida se la he dedicado a la zafra»

«Mi vida se la he dedicado a la zafra»

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Gílder González Gutiérrez

Gílder González Gutiérrez

El central Majibacoa comenzó la molienda de la caña de azúcar, correspondiente a la zafra 2015-2016. En las primeras horas de arrancada los trabajadores declararon sentirse contentos con el inicio de la zafra.

Los primeros trozos de caña que molió el central Majibacoa en la arrancada los trasladó Gílder González Gutiérrez, chofer de un camión chino, perteneciente a la base de Transporte de Maniabón, en el municipio de Puerto Padre, en la oriental provincia de Las Tunas.

Él, ingresó a este colectivo hace 49 años, como obrero, y en la actualidad, aunque está jubilado decidió reincorporarse para continuar dando su aporte a la producción azucarera de la provincia porque según sus palabras no puede vivir alejado del olor a guarapo que brota de los molinos en cada jornada de la contienda. Por eso cuando le pregunté sobre lo que significa para él esta nueva arrancada, pues no pudo ocultar las lágrimas que brotaban de sus ojos al ver el humo gris saliendo por la chimenea del central e invadiendo los campos cañeros.

«Mire dijimos que íbamos a comenzar el 28 y ya estamos moliendo, ayer entré al campo a las 7:00 de la mañana, para asegurar que la caña llegue desde los campos hasta el ingenio, por esos pasamos la noche trabajando pero valió la pena porque ya estamos haciendo azúcar».

Como gran conocer del sector Gílder explica que en estos días tienen que recorrer muchos kilómetros para trasladar la caña, pues la humedad en los suelos obligó a los directivos a mover la programación de corte a las entidades con terrenos más elevados como la Unidad Básica de Producción Cooperativa Diego Felipe, del municipio Puerto Padre.

«Cuando comenzaron los cortes en el primer campo no tuvimos problemas, pero ya cuando me tocó cargar a mí, pues ya había humedad, por lo que el jefe de pelotón buscó estrategias para mover los cortes a los campos más altos, la humedad nos afecta mucho sobre todo a los que trasportamos remolques grandes y pesados».

Manifestó sentirse muy contento y orgulloso, de estar de vuelta en trabajo sobre todo porque una vez más es protagonista del inicio de la zafra en el central Majibacoa. Dijo que, ahora cuentan con camiones como los chinos de alta potencia y gran capacidad que les ayuda a saldar su compromiso.

«El carro está en óptimas condiciones, y tiene una capacidad de 40 toneladas, 20 en el camión, y 20 en el remolque, en el tiro directo, o sea que no perdemos tiempo, eso es de la combinada al camión, y del camión al central».

Antes del inicio de la zafra unos mil 570, 5 kilómetros de carretera por donde circulan los camiones cargados de la gramínea, de acuerdo a la programación de corte, fueron reparados, lo que se convierte en una garantía para los choferes de los camiones cañeros de poder desempeñar su trabajo con mayor agilidad y seguridad, así lo aseguró Gílder.

«El tiro de la caña lo hacemos por los caminos previstos que nos ahorran tiempo y combustible, en la cooperativa que estamos trabajando el terraplén está en buenas condiciones, pero lo más importante es el mantenimiento mientras dure la contienda, porque una vez que comience a llover y con el incremento del trasiego de la caña, pues los caminos de deterioran y es preciso volver a repararlos».

Ante la llegada de los días festivos por el fin y el comienzo del año, a Gílder no le preocupa tener que trabajar, y aunque le gustaría estar con su familia disfrutando, tanto él como los de su estirpe están acostumbrados a trabajar esos días igual que otros, y por eso afirma que de todos modos lo va a pasar bien, haciendo lo que les gusta y compartiendo con sus compañeros que son su familia azucarera.

«De los 49 años de trabajo que tengo, imagínese cuantos me ha tocado trabajar en los días festivos, pero me gusta mi trabajo y lo disfruto, además cuando se trata de colaborar con la Revolución, no pienso en mí, sino en lo que puedo aportar, no solo a la economía del país, sino además a la de mi familia».

A sus 69 años de edad, Gílder González Gutiérrez agradece la oportunidad que le dieron de incorporarse nuevamente al sector azucarero, que le ha dado todo, desde las condiciones materiales necesarias en su hogar, desenvolvimiento económico, y sobre todo la alegría de ser protagonistas de la producción de azúcar en cada contienda azucarera.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yaimara Cruz García

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Fue jefa de Información en Radio Victoria y del canal territorial TunasVisión, en Las Tunas, provincia al oriente de Cuba. Se desempeña como reportera de esta emisora y le da tratamiento a los temas de zafra, con el protagonismo humano y las historias de trabajadores azucareros. Le gusta andar en los campos detrás de las hazañas en la producción de azúcar. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @YaimaraCruz

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 × siete =