Las Tunas, Cuba. Domingo 24 de Septiembre de 2017
Home > Especiales > Gente > La voluntad de Yoel sale por sus poros

La voluntad de Yoel sale por sus poros

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Yoel Ricardo Cancio Velázquez. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Yoel Ricardo Cancio Velázquez. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Escuche declaraciones de Yoel:

Puerto Padre.- La de Yoel Ricardo Cancio Velázquez parece una vida fácil; pero nada más alejado de la realidad de este campesino portopadrense, que vive en la comunidad agrícola Fernando Chenard Piña, en los alrededores del poblado de Vázquez y que tiene sus tierras muy cerca de ese sitio.

«Es un lugar lindo y tranquilo, con muchos servicios.  Maravilloso, diría yo, con escuela, bodega, consultorio médico, farmacia… Siento que el más beneficiado fui yo porque soy el que tiene las tierras más cercas.  Imagínese, tierras y casa ahí mismo».

Al lugar llegó hace muchos años, desde Majibacoa, y en el 2008 sintió que no eran suficientes las tierras de su propiedad y optó por un área en usufructo.  Iniciaron entonces largas jornadas bajo el sol, en declarada guerra contra el marabú y la hierba.

Ahora el verdor de sus ojos se multiplica en los campos recién sembrados y en otros que están a punto de cosecha, a pesar de la persistente sequía que se ensañó con la provincia de Las Tunas, y de manera particular con los municipios de Manatí, Puerto Padre y Jesús Menéndez.

«Aquí lo más difícil es la falta de agua.  Es terrible la seca que está haciendo; es tan grande que nos tiene con bajos rendimientos.  Se invierte mucho para poder cosechar algo.  Por ejemplo, tiré seis quintales de frijoles y con eso mi producción debe estar por los 145 quintales.  Pero, en estas condiciones, si llego a 60 soy privilegiado.  Eso es lo que está pasando».

Yoel es un hombre de pocas palabras.  En cambio, es de muchas acciones, que se aprecian en campos limpios y producciones de granos y frutas que siempre entrega al Estado para beneficio de la población.

«Para eso trabajo.  Yo aprendí las cosas del campo desde chiquitico.  Mi papá es campesino y siempre estuve a su lado, aprendiendo y trabajando.  Lo único que sé hacer es esto y también sé que la alimentación del pueblo depende del esfuerzo que hagamos los productores para cosechar más; incluso, aunque no llueva».

Así es la vida de este campesino, jornadas enteras dedicadas al cultivo de granos y frutas en las sedientas tierras y pendiente todo el tiempo de la salud de sus cultivos.

«Cuido que no se me enfermen de plagas ni de hongos.  El año pasado mucha gente pasó por eso.  Y yo, aunque me quedé por debajo, le saqué como cien quintales a base de estimulantes y fumigación con algunos químicos pero también con fertilizantes biológicos».

Mejoras en la economía familiar, una casa hermosa y confortable y el estrecho vínculo con sus dos hijos, la esposa y los padres son parte del diarismo de este joven, quien tiene la mira puesta en el porvenir y mucha voluntad que se le sale por los poros.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yenima Díaz Velázquez

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación. Fue jefa de Redacción y subdirectora del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Como reportera se destaca por su sensibilidad para las historias de vida a través de entrevistas. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ama por sobre todas las cosas a sus hijos Johana y Oscarito, le facsina el color verde y es amante de la naturaleza, la música. Para ella el amor abre cualquier puerta y la amistad es un puente para sustentar la vida. yenimadv@enet.cu Blog: http://www.soydelastunas.blogspot.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− dos = 6