Las Tunas, Cuba. Lunes 25 de Septiembre de 2017
Home > Especiales > Historia > El juramento de El Libertador

El juramento de El Libertador

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Simón Bolívar

Simón Bolívar

Descendiente de una familia de origen vasco, que se hallaba establecida en Venezuela desde fines del siglo XVI y ocupaba  una destacada posición económica y social, Simón Bolívar nació en Caracas el 24 de julio de 1783.

Hijo de Juan Vicente Bolívar y Ponte y María de la Concepción Palacios y Blanco, Simón sobresalió entre sus contemporáneos no sólo por su talento, sino también por su voluntad y abnegación, cualidades que puso íntegramente al servicio de una grande y noble empresa: la de libertar y organizar para la vida civil a los pueblos de América sometidos en aquella época al colonialismo español.

Lea más sobre Simón Bolívar

A comienzos de 1799, con apenas 16 años, viajó a Madrid, España, donde bajo la dirección de sus tíos Esteban y Pedro Palacios y la rectoría moral e intelectual del sabio Marqués de Ustáriz, realizó diversos estudios sobre historia, literatura clásica y moderna y de matemáticas, inició el dominio del idioma francés y aprendió de esgrima y baile, entre otros conocimientos propios de un gentil hombre de aquella época. También estuvo en otras ciudades españolas y en París, la ilustrada capital francesa.

Durante su estancia en Europa, Bolívar se reencontró con su gran preceptor y mentor, Simón Rodríguez, de quien había recibido en Venezuela las primeras enseñanzas y fue sin dudas el  hombre que más influyó en su formación cultural y política.

Ambos viajaron juntos a Italia en 1805 y, el 15 de agosto de ese año, visitaron el histórico Monte Sacro, una colina de 50 metros de altura que se levanta sobre la ribera del río Aniene en las afueras de Roma, y donde se efectuaban diversas actividades religiosas en la antigüedad.

En aquel emblemático lugar, cuando no había cumplido aún los 22 años, el futuro Libertador juró, en presencia de su maestro, no dar descanso a su brazo ni reposo a su alma hasta lograr libertar al mundo hispanoamericano del colonialismo español.

De regreso a Venezuela en 1807, inició de inmediato sus actividades conspirativas contra la metrópoli. La figura de Francisco de Miranda, ideólogo y visionario de la independencia de América, quien ya había pensado, entre otras cosas, en un proyecto para la construcción de una gran nación llamada «Colombia», constituyó un estímulo esencial para llevar adelante la decisión de Bolívar de entregar su vida a la lucha por la libertad de los pueblos de esta parte del mundo.

Bolívar se permeó de las ideas de este hombre, y las reformuló en la práctica a lo largo de una campaña de lucha que se extendería durante unos 20 años.

Junto al propio Miranda, Sucre y otros grandes patriotas de América, Bolívar lograría tras largos y penosos años de combate, la independencia de la capitanía de Venezuela y las áreas que hoy ocupan las repúblicas de Ecuador, Colombia, Perú y Bolivia, para inmortalizarse en la historia como El Libertador.

Su fallecimiento ocurrió en Santa Marta, Colombia, un día como hoy, 17 de diciembre, de 1830.

A 185 años de su muerte, Simón Bolívar continúa siendo hoy la más insigne figura en la pléyade de patriotas que inspiran las luchas por la plena independencia e integración de las naciones latinoamericanas y caribeñas.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Hernán Bosch

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Trabajó como reportero en el diario 26, donde fue además, jefe de Redacción y Jefe de Información. Fue reportero de la corresponsalía de la Agencia Cubana de Noticias en la provincia de Las Tunas, con una labor destacada en el tratamiento a los temas de la agricultura y la salud, entre otros. Está jubilado y es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @hrbosch

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− 4 = tres