Las Tunas, Cuba. Domingo 24 de Septiembre de 2017
Home > Cuba > Infantes de Cuba entre entornos protectores

Infantes de Cuba entre entornos protectores

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
pioneros

Infantes de Cuba entre entornos protectores. (Tiempo21/Foto:Angeluis)

La educación como la salud, gratuitas, constituyen derechos elementales en Cuba, una nación en la cual sus ciudadanos asisten a las instituciones escolares desde las edades más tempranas a partir del libre acceso que posibilita la Revolución cubana desde enero de 1959.

La protección a la niñez muestra un panorama de total seguridad y protección bajo el amparo de la Convención sobre los derechos del niño, aprobada en el mundo el 20 de noviembre de 1959, por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Lea más: Derechos del niño en Cuba

En Cuba uno de los logros resulta la escolarización plena, derecho a la participación y la posibilidad de jugar, una realidad poco palpable en varias naciones del orbe pues los más pequeños sufren el maltrato doméstico, físico y son forzados a trabajar desde edades tempranas.

Infantes de Cuba entre entornos protectores

La familia un ente vital para el desarrollo armónico de los infantes.

Acciones concretas amparadas bajo disposiciones jurídicas que consolidan y evidencian el derecho a la infancia se ejemplifican en el artículo 39 de la Constitución precisa el alcance de la obligatoriedad de estudiar y define la preparación general básica que, como mínimo, debe adquirir todo ciudadano.

Bajo el principio de que el niño tiene derecho a recibir educación, gratuita y obligatoria en las etapas elementales de la vida, el Estado cubano forma en la nueva generación de educandos valores para su vida, bajo la atención especializada de docentes altamente calificados que garantizan el desarrollo humano.

Otras disposiciones como el artículo 45 de la Ley del Registro del Estado Civil asegura el derecho de los niños a ser reconocidos por sus padres y establece procedimientos para que todos puedan quedar debidamente inscriptos inmediatamente después de su nacimiento, sin tener en cuenta el estado conyugal de los padres.

Mientras en el Código de la Familia el principio de igualdad entre los hijos, así como la obligación de los padres de protegerlos y atender su alimentación, salud y educación, reafirma la atención desde la normativa legal hacia la infancia.

Infantes de Cuba entre entornos protectores

La inmunización de los infantes entre las garantías sanitarias.

La voluntad política de Cuba incluye entre las garantías sanitarias a los infantes la atención médica entre la que sobresale la aplicación cada año del Programa Nacional de Vacunación, mediante el cual  están protegidos contra 13 enfermedades como la poliomielitis, tuberculosis, difteria, tétanos, hepatitis y el sarampión, mientras en el mundo más de seis millones mueren por enfermedades prevenibles.

En materia de derechos humanos el cuidado de las nuevas generaciones en el país tiene resultados visibles también desde el derecho a la nacionalidad y hasta el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, a partir de medidas legislativas pautadas en apoyo a la población infanto juvenil, de ahí que la Organización de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) destaque que Cuba es un modelo en el cumplimiento de la Convención sobre los derechos del niño.

Crear entornos protectores para ese segmento poblacional con nuevas oportunidades resultará por siempre un reto en la sociedad cubana a partir del respeto por el ser social y su dignidad plena cuando de derechos humanos se aborde en esta Isla en la cual su proyecto social es defensor de la primera Ley internacional sobre los derechos del niño y la niña, aprobada desde 1989.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yamileym@enet.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


uno + = 6