Las Tunas, Cuba. Domingo 24 de Septiembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > El culto de los cubanos

El culto de los cubanos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Como cada mañana, hoy Josefa García se levantó bien temprano, preparó el desayuno, lo tomó junto a su familia, condujo a su nieto hasta la cercana escuela primaria y se quedó haciendo ejercicios en su círculo de abuelos. Ella sabe la importancia que tiene la actividad física para la salud humana, máxime cuando ya se han cumplido 60 años de edad.

Tras concluir la ejercitación, la activa mujer pasó por el consultorio del médico y la enfermera de la familia para tomarse la tensión arterial, volvió a casa y se fue al Banco Popular de Ahorro a cobrar la mensualidad que el Estado le paga por ser trabajadora jubilada.

Al regreso, Josefa encendió el televisor y así se enteró de que hoy 10 de diciembre es el Día de los Derechos Humanos, porque en igual fecha de 1948 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

También supo que, según la ONU, Cuba se encuentra entre los países con alto desarrollo humano.

Josefa conoció, igualmente, que esta nación caribeña mantiene una tasa de mortalidad infantil de 4,2 por cada mil nacidos vivos, proporción más de ocho veces inferior a la registrada en 1960 y por debajo de la de algunos países altamente industrializados.

La esperanza de vida de los cubanos sobrepasa los 78 años, y en el caso de las mujeres supera las ocho décadas.

Este país tiene implementado un programa de vacunación que ha permitido erradicar nueve enfermedades y protege al ciento por ciento de los niños frente a otras 13, a la vez que prioriza la calidad de la salud medioambiental.

En el ámbito de la educación, Cuba erradicó el analfabetismo en 1961 y hoy la tasa de alfabetización es del ciento por ciento, en el caso de los jóvenes de 15 a 24 años de edad, y del 99,8 por ciento en los adultos, mientras la enseñanza primaria es universal, acorde con los Objetivos del Milenio.

Durante los últimos 50 años, las universidades cubanas han graduado más de un millón de profesionales y se han convertido en centros de investigación, generadores de resultados científicos de relevancia económica y social.

Por su parte, la enseñanza especial es de referencia para muchos países  y garantiza, de forma organizada, masiva y sistemática, la preparación de los ciudadanos con discapacidades, a fin de lograr su plena incorporación a la sociedad.

Si de empleo se trata, todos los hombres y mujeres en edad laboral pueden acceder a un puesto de trabajo, ya sea en centros del Estado o en el sector no estatal.

Igualmente, aquí toda persona tiene derecho a un libre, creador y participativo acceso a las más diversas expresiones de la cultura, el deporte y la recreación.

Con relación a la seguridad social, existe un sistema que cubre a todos los trabajadores al llegar a la edad de jubilación, a aquellos que se hayan accidentado o enfermado o sufran invalidez parcial, a las madres acogidas a la Ley de Maternidad y a los familiares de los empleados fallecidos o gravemente accidentados.

Acorde con la política económica y social de la Revolución cubana, la Isla cuenta con una red de hogares para embarazadas, ancianos e impedidos físicos, cuyas necesidades son plenamente satisfechas, a la vez que se brinda atención y cuidado en el hogar y en comedores subsidiados a los adultos que lo necesiten.

Sin embargo, Josefa García sabe que la obra mayor de la Revolución en materia de derechos humanos es haber convertido en realidad la aspiración del Héroe Nacional de Cuba, José Martí, cuando dijo: «Yo quiero que la ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre».

Bien lo sabe Josefa, como también conoce que su pueblo ha compartido sus conquistas con el resto del mundo, porque reconoce, como Martí, que «Patria es humanidad».

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Raúl Estrada Zamora

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Ha trabajado en todos los medios y fue director de la revista Transporte, de La Habana. Se inició en el diario 26 y trabajó como Jefe de Información en la Televisión. Fue editor de Tiempo21. Como reportero atiende los temas del programa alimentario y la agricultura, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @Raulezdecuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


siete × = 56