Las Tunas, Cuba. Viernes 22 de Septiembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Carlos J. Finlay: precursor de la epidemiología moderna

Carlos J. Finlay: precursor de la epidemiología moderna

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Carlos J. Finlay: Precursor de la epidemiologia moderna Onelia Chabeco Chabeco
(Agencia Cubana de Noticias)

Cuando a los 25 años Carlos J. Finlay  comienza sus estudios sobre la fiebre amarilla,  La Habana padecía uno de los más grandes brotes de la epidemia. Era 1857, y el flagelo ya llevaba  más de dos siglos de diezmar a la población en esta Isla.

En ese ambiente el joven galeno dedicó vida y alma a sus estudios que les permitieron establecer y fundamentar un cuerpo de teorías científicas, entre las cuales destacan su tesis sobre el contagio de las enfermedades epidérmicas; su modo de propagación y trasmisión de una persona enferma a un sujeto apto para contraerla.

Lea más sobre Carlos Juan Finlay

Hasta ese momento, era la primera vez en la historia de la medicina cubana que se hacía tal planteamiento, por lo cual representó una formulación  muy exclusiva y original sobre las enfermedades epidérmicas.

Otro paso fundamental de Finlay fue reconocer en el mosquito Aedes aegypty,  el vector de la transmisión de la enfermedad, al producirse  cuando el insecto pica a una persona infestada  y luego a una sana.

Los conocimientos sobre el hábitat y modo de vida de ese tipo de mosquito  le propiciaron una selección acertada del agente transmisor de la fiebre amarilla.

Con esos descubrimientos el médico cubano plantó bandera a favor de la investigación interdisciplinaria  entre las ramas de la Medicina y la Biología, a la par que aupaba una nueva ciencia con el nombre de la entomología médica.

Aseguran expertos que Finlay estableció la nueva doctrina de las enfermedades epidémicas e infecciosas.

Y como si fuera poco implantó los requerimientos para evitar la propagación de la enfermedad al eliminar el vector, tan solo con la higienización de las ciudades.

Fue así que en 1909 se erradicó el mal en la ínsula, aunque de este trataron de minimizar la valía de este científico y hasta de apropiarse de sus descubrimientos.

Nacido un 3 de diciembre de 1833 en Camagüey, Finlay es uno de los cubanos de talento científico brillante, de entrega a la causa de la humanidad.

La vigencia de los estudios científicos de Finlay vienen a ser ese reconocimiento a la vida y a la obra de un médico capaz de otear con éxitos el horizonte.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


4 + dos =